El morado ya no da miedo
Jugadores de morado legítimo parece que no quedan muchos. Saprissa adolece de un líder dentro del campo, como lo fue otrora Walter Centeno. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

El morado ya no da miedo

Irregularidad consume al Saprissa, tras tres años de navegar por aguas turbulentas, sin encontrar un puerto seguro

Un saprissista que ahora tenga 50 años o más de edad debe extrañar a su equipo; más que otros que también lo extrañan, pero no tan acostumbrados a las otrora épocas del gloria de este club.

201304042304100.a11.jpg
Las derrotas del equipo calan más fuerte en los llamados jugadores de cepa morada como Douglas Sequeira.www.imagenesencostarica.com/La República
Aquel poderoso y en algunas épocas hasta imbatible equipo, ahora viene dando tumbos en los torneos, y aunque en ocasiones pareciese que se pondrá nuevamente su vestimenta de gloria, de pronto aparece de nuevo en harapos.
Solo basta pensar en un equipo campeón en seis ocasiones consecutivas entre 1972 y 1977; en un cuadro que de los 16 años entre 1962 y 1977 fue 12 veces campeón y cuatro subcampeón, e igualmente en las temporadas entre 1988 y 1999; fue seis veces campeón y cinco subcampeón y logró cinco campeonatos (2005-2006, 2006-2007, Invierno 2007 y 2008 y Verano 2008) consecutivos, que representaron una de sus últimas alegrías, sumada a la del 15 de mayo de 2010, cuando conquistó su último trono nacional.
Desde entonces Saprissa colecciona decepciones. Para el Invierno de 2010, los morados, al mando de Roy Myers, mismo que lo había hecho campeón en el torneo pasado, tuvo su peor torneo, y en esa ocasión de 16 partidos solo logró ganar cuatro, sumó la mayor cantidad de derrotas en mucho tiempo, en un solo torneo con ocho y apenas terminó arriba de la Universidad de Costa Rica, que fue el último lugar.
El mexicano Juan Manuel Álvarez, Alexandre Guimaraes, Daniel Casas y actualmente Ronald González llegarían al banquillo morado, sin poder remediar el principal mal del equipo, su irregularidad, sus altibajos que lo han alejado del título de campeón y hasta de su participación en Concacaf, ya que Saprissa ni siquiera ha llegado a las finales, en los torneos que han sido dominados en buena parte por su archirrival Alajuelense.
Así las cosas, un equipo que tenía a su afición acostumbrada a ganar se volvió accesible y sus miles de seguidores no saben ahora qué esperar; tanto les da una alegría como una tristeza, un éxito como una decepción.
En el Verano de 2011, Saprissa se quedó con San Carlos, y en el Invierno de ese año con la Liga, mientras que en el Verano de 2012 con Santos, después de que solo le pudo anotar un gol en el partido de ida, que fue en el Ricardo Saprissa, y cayó por un gol en la vuelta, que no fue en Guápiles, sino en el Estadio Nacional. Los morados quedaron fuera porque habían sido terceros en la tabla general y Santos segundo, por lo que llevaban ventaja en caso de igualar en puntos. Estaba claro entonces de que ya Saprissa no era el “coco” que asustaba a los llamados equipos “chicos”, y un campeonato en el que tanto para morados como liguistas, las distancias con el resto se acortaron. Eso ya se había ratificado años atrás, cuando Liberia y Brujas lograron el cetro.
En el Invierno de 2012, el campeonato pasado, fue Daniel Casas quien se quedó con el Saprissa en semifinales ante Herediano.
201304042304100.a111.jpg
Las estadísticas de cuántas veces Saprissa no ha podido ganar en los últimos torneos nos dice que en 2012, no logró vencer a su rival (ya sea que empató o perdió) en 22 de 46 partidos; casi en un 50% de sus juegos; mientras en este 2013, los morados no han podido vencer en nueve de sus 16 confrontaciones, más de ese 50%.
Los actuales dirigentes y los seguidores se llenaron de esperanzas con la llegada al banquillo de Ronald González, un saprissista de corazón, pero aún la nave no recupera el rumbo.
Lo cierto es que la partida de jugadores como Walter Centeno, que se echaban el equipo al hombro y convirtieron en muchas ocasiones inminentes derrotas en gloriosas victorias, prácticamente han desaparecido del elenco morado; Douglas Sequeira y Gabriel Badilla quizá son los últimos; otros como José Carlos Cancela que tienen el talento para hacerlo, parece que no han demostrado tener la suficiente sangre morada y hasta han perdido la confianza desde el banquillo.
{fot7}Por otra parte, muchos aficionados morados se preguntan si el error ha estado en invertir en una liga menor para la exportación (John Jairo Ruiz, Mynor Escoe, Joel Campbell, Esteban Alvarado, Bryan Oviedo) a nivel nacional, Mauricio Castillo, que no dio la talla en el equipo o no tuvo la debida oportunidad de mostrarse, o por buenas contrataciones como Heiner Mora, que fue poco aprovechado antes de ser vendido.
Existe la fe de que la actual planilla morada puede dar más, pero parece que no aterrizan aún la idea que González quiere inculcarles.
Quedan seis partidos de la fase de clasificación; los morados tienen muchas posibilidades de pasar a la segunda fase, pero el equipo de González deberá demostrar de qué está hecho: de una nueva madera de campeón, o de material desechable, como en los últimos tres años, porque para un equipo como Saprissa, no ser campeón, es fracasar.

Consulta: Wikipedia y Unafut.com

Luis Rojas
[email protected]

 


Ver comentarios