Enviar
Lunes 2 Diciembre, 2013

El modelo de desarrollo no solo debe ser con base a lo propuesto por partido en el Gobierno, sino que deben participar los otros partidos políticos, empresarios, trabajadores y la sociedad civil, para que se dé una visión compartida de país


El modelo de desarrollo de Costa Rica

El modelo de desarrollo que se ha aplicado en nuestro país, no ha funcionado bien, lo cual lo determina situaciones como que actualmente Costa Rica presenta una de las desigualdades más altas de América Latina. De acuerdo con el XIX Informe del Estado de la Nación, en los últimos 20 años la desigualdad se disparo y hoy el ingreso del quintil más rico de la población es 24,8 veces mayor que el ingreso del quintil más pobre, aunado a la situación de que la pobreza no ha disminuido, y tenemos más de 1 millón de pobres. En lo que se refiere al desempleo, el aumento ha sido generalizado en los últimos años, así lo releva el XIX Informe del Estado de la Nación. El modelo ha fallado porque se ha basado en aspectos macroeconómicos como el criterio de que el desarrollo basado en el crecimiento económico solucionaría los problemas sociales. Lo cual determinaba que el esfuerzo debía centrarse exclusivamente en el crecimiento como medio para lograr el desarrollo económico. En la realidad no funcionó, y se demostró que no había una relación automática entre el crecimiento económico y el aumento del bienestar de la gente y la reducción de la pobreza.
El modelo de desarrollo no solo debe ser con base a lo propuesto por partido en el Gobierno, sino que deben participar los otros partidos políticos, empresarios, trabajadores y la sociedad civil, para que se dé una visión compartida de país y del rumbo que debe llevarse y plasmarse en el Plan Nacional Desarrollo con una visión de largo plazo, por lo que se debe proponer un plan de desarrollo país. Se propicia un modelo de desarrollo que aspire a la prosperidad espiritual y material de todos los costarricenses y que tenga presente la interdependencia creciente de Costa Rica con otros países. La educación debe ser un elemento esencial de ese modelo, pues es un instrumento fundamental para eliminar la pobreza. Se debe considerar otro elemento es que se dé un desarrollo sostenible y sustentable del medio ambiente. Un desarrollo sostenible del medio ambiente que conlleva a una educación de los ciudadanos para que sean capaces de convivir en equilibrio con la naturaleza. El modelo debe potenciar el crecimiento económico, con un incremento del PIB superior al 5%, pero especialmente el lograr el desarrollo económico y por ende lo que algunas economistas denominan el desarrollo social donde el desarrollo humano está muy ligado con el individuo, es decir que en la medida en que se tomen como prioridades la producción, la productividad y el empleo además de un adecuado sistema de redistribución de los ingresos del estado hacia quienes tienen menores ingresos, fortaleciendo los sistemas de seguridad social mediante servicios básicos en salud, vivienda y educación; el individuo y la sociedad en general, tendrán un mayor beneficio del Estado, y por ende desarrollo y bienestar en aras del bien común y una sociedad más justa. Las acciones para promover el desarrollo del país estarán orientadas a lograr que los avances en los procesos de innovación y las oportunidades de acceso a la educación, vivienda, crédito, tecnología, al conocimiento técnico y al dominio de las mejores prácticas estén disponibles para todos los costarricenses. Se debe considerar otro elemento de trascendencia y es mejorar la competitividad del país, en esta era de la globalización y los tratados de libre comercio. Es importante tener presente lo expuesto por el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula Da Silva, que señaló “la significación de mantener una forma propia de desarrollo”.


Lic. Bernal Monge Pacheco
Consultor