Enviar
Sábado 27 Julio, 2013

El maltrato a los animales es un problema social de grandes consecuencias. Los criminales comienzan su vida delictiva asesinando animales para terminar luego con la vida humana


El maltrato a los animales

El animal sometido a maltrato padece estrés crónico que lo conduce a la muerte. Los animales son alegres, mueven la cola, ladran, alzan sus patas y hacen mil piruetas con tal de alegrar la vida a sus amos. Al ser maltratados, se refugian en lugares donde creen estar a salvo, pero al final, sin escapatoria, son brutalmente asesinados.
El maltrato a los animales se ha convertido en un problema social de grandes consecuencias. Los mismos criminales comienzan su vida delictiva asesinando animales para terminar luego con la vida humana.
El país pasa por un momento horrible. Hace no mucho, éramos un pueblo de gente noble, estudiosa, trabajadora, servicial, buena y protectora de los animales. Ahora el cambio ha sido grande y la sociedad pide a gritos educación y sentimientos, no para cambiar el mundo, sino para educar a las personas que van a cambiar el mundo.
El costarricense no es el mismo. Maltrata con facilidad a sus semejantes, ante sus necesidades, los ve con indiferencia, las personas en la calle no son amables, no hay cortesía; en un bus, nadie cede un asiento a una embarazada ni a un anciano, en algunos sitios, los jóvenes se esconden para apedrear el paso del tren sin pensar en las consecuencias.
Hemos cambiado, somos diferentes a aquellos hombres que construyeron el país. A muchos no les importa si alguien pierde la vida en una alcantarilla sin tapa pero, siguen las chatarreras comprando este material a los irresponsables que las venden por un puro de mariguana.
Con conductas antisociales tan profundas y violencia interpersonal, qué bueno pueden esperar nuestros animales de su protector, el hombre. El maltrato a los animales es un aviso sobre la existencia de muchas otras formas de violencia y podría, con el tiempo, allanarse el camino para que los padres maltraten también a sus hijos.
Tampoco está lejos que se establezca con fuerza la violencia interpersonal con acciones y comportamientos de fuerza e intimidación innecesaria contra las personas. Asaltar a un esforzado taxista, introducirlo en la cajuela de su carro y llevarlo al Zurquí para prenderle fuego al taxi con él atado de manos y pies, es una brutalidad, pero ahora están los candidatos “como si nada” en campaña política, mientras el país está metido en camisa de once varas sin que quieran poner las manos para un cambio.
Nos estamos llenando de pobres por la irresponsabilidad de no repartir la riqueza, es cierto como que en estos momentos una Institución como la CCSS esté quebrando porque el Estado le tiene amarrados “los perros”.
“Las víctimas de violencia familiar fueron más propensas a experimentar o presenciar actos de maltrato animal a diferencia de los individuos que no fueron víctimas de este tipo de violencia interpersonal.
Además, los resultados indicaron que las víctimas de abuso infantil y violencia doméstica, fueron más propensos a incurrir en prácticas de abuso animal en algún momento. Finalmente, los participantes que afirmaron presenciar actos de abuso animal, fueron más propensos a experimentar formas de violencia interpersonal”. Costa Rica está urgida de un cambio.

Eliseo Valverde Monge

Médico