Enviar
Sábado 2 Octubre, 2010

El lado positivo

Como residente y dueño de negocios en playa Jacó, me gustaría compartir algunos de los resultados positivos de la nueva carretera San José-Caldera.
Iniciaré con el más obvio, un tránsito más fluido y rápido entre la ciudad y la costa del Pacífico Central. El tiempo de viaje entre Santa Ana y playa Jacó es de exactamente 60 minutos bajo condiciones normales y desde el aeropuerto Internacional Juan Santamaría está por debajo de la hora y 15 minutos, cerca de la mitad de lo que se tardaba por el camino viejo. Como el turismo es la principal fuente de economía de la costa Pacífico Central, este acortamiento de tiempo es muy bien visto por los viajeros internacionales.
Así mismo, y sin duda muy importante, es que la Costa del Pacífico Central está finalmente ganando una forma de turismo positivo de los costarricenses de la zona de San José, ya que encuentran más fácil escaparse los fines de semana y tomar las vacaciones en la costa. Durante estos días se llenan los negocios locales y, francamente, las rentas en nuestros condominios han mostrado un incremento de ocupación desde que se abrió la carretera nueva.
Esto augura un buen futuro por delante para el valor de la propiedad en el Pacífico Central. Justo después de la inauguración de la nueva carretera, nuestras ventas de condominios en la playa empezaron a duplicarse en comparación con los dos últimos años, de baja economía. Por primera vez en la historia de DayStar Properties, estamos adquiriendo compradores costarricenses.
El estilo de vida también está mejorando dramáticamente para los residentes de la costa. Lo que solía ser un exhausto y temido viaje de todo un día a la ciudad, puede ahora volverse un viaje de medio día para hacer mandados y regresar a casa antes de que oscurezca. Aún más importante es la rápida accesibilidad a mejores atenciones de emergencias médicas, uno puede ahora accesar a servicios médicos comprensivos en 60 minutos. Es algo que no tiene precio.
Otro mejoramiento es el aumento de fuentes de empleo. Con una mayor cantidad de residentes de tiempo completo, trae una gran demanda de servicios profesionales como doctores, educadores, y otros. Sé que nuestra administración de propiedades ha sido capaz de abrir más plazas a los locales, ya que la ocupación de renta en nuestros condominios se ha incrementado.
Con respecto a la discusión de seguridad, sería interesante ver el reporte mensual de accidentes de la vieja carretera en comparación con la nueva autopista. En general, la nueva se ve más segura, tiene menos curvas peligrosas con esquinas ciegas, menos puentes de una sola vía, menos peatones y, sobre todo, menos terrenos montañosos escabrosos. También, el nuevo camino provocará menos desgaste en los vehículos.
Mi esperanza es que los críticos no pierdan de vista los beneficios positivos de la nueva autopista a Caldera, que tomen en consideración cuánta gente está siendo beneficiada, y que encontremos una solución que sea un ganar-ganar para todos.

Pat Hundley