Enviar
Jueves 28 Julio, 2011

El efecto de la política cambiaria sobre la economía

Según el Indice de Tipo de Cambio efectivo real multilateral (ITCRM), estimado por el Banco Central, este se encontraba para marzo de este año en 79, 05 (100 = 1997). Esto significa que los costarricenses podemos adquirir más bienes importados con los mismos colones. A su vez los precios relativos se han modificado, los bienes nacionales son relativamente más caros con respecto a los bienes importados y las exportaciones lo son también, en especial empresas pequeñas que han cerrado o se encuentran en una situación difícil.
El manejo de un macro precio como es el tipo de cambio redistribuye beneficios de unos sectores a otros. Las minidevaluaciones según han indicado algunos, tuvieron un efecto negativo en los sectores medios y bajos, mientras que al sector exportador lo favoreció.
Así que ambas políticas (mini y bandas) tienen ganadores y perdedores. En la actualidad la menor inflación (por factores internos y externos) y mayor acceso a bienes y servicios parecen favorecer a los sectores de menos ingresos, pero se ha indicado que tiene un impacto negativo sobre la dinámica exportadora, crecimiento y desequilibrio de la Balanza Comercial.
Las bajas tasas de interés en Estados Unidos favorecen el ingreso de capitales que buscan mejores tasas de interés a corto plazo (especulativas), lo cual junto con la inversión directa de largo plazo, hicieron que aumentará la disponibilidad de dólares. Estados Unidos debido a sus problemas económicos y para mejorar su competitividad ha tenido una política monetaria expansiva que ha llenado de liquidez (dólares) la economía mundial, llevando a que muchas monedas se revalúen.
La Cuenta de Capital y financiera es la que cubre el déficit de la cuenta corriente de la Balanza de Pagos en mayor proporción. En ese sentido el déficit de la cuenta corriente creció con respecto a diciembre 2009, 2,25 veces, empezando a tener los niveles elevados de pre crisis, mostrando la debilidad estructural de la economía nacional, dado el alto componente importando de los sectores más dinámicos. El déficit de cuenta comercial fue de 11,6% con respecto al PIB en 2010 y la cuenta corriente tuvo un déficit que representó 3,6% del PIB, según el Banco Central.
Estos desequilibrios macroeconómicos, originados por políticas que incentivan el consumo externo y en el alto componente importado, en el pasado llevaron a la disminución de la calidad de vida y a la pérdida de oportunidades a generaciones completas (década del 80).
A esta situación se le debe sumar el déficit fiscal, por lo cual, el país debe tomar conciencia de que se están creando condiciones que pueden llevar a la inestabilidad, que tuvo fuertes efectos sobre la sociedad y que aún en algunos índices sociales no nos recuperamos.
La discusión sobre la política cambiaria es fundamental, con ella se redistribuye mucha riqueza. En la actualidad las bandas y posible paso a un sistema de flotación libre, no parecen tener las condiciones necesarias.
El crecimiento requiere las exportaciones, esto plantea una posible contradicción o al menos de una priorización de parte de los encargados de la política económica. No obstante, la definición de la política cambiaria a futuro requiere debate y fundamentarse en criterios técnicos y el interés de la mayoría.

Roberto Jiménez Gómez
Economista
[email protected]