Enviar
El declive de una reina

Britney Spears intentará con un nuevo vídeo musical regresar a la industria, pero mientras su vida privada no se equilibre, el éxito artístico parece ser para ella un fenómeno del pasado

Washington
EFE

La cadena de televisión MTV emitirá el lunes el primer vídeo musical en más de dos años de Britney Spears.
Corresponderá a “Gimme more”, el primer sencillo de su nuevo disco que saldrá a la venta el 13 de noviembre.
Aunque los detalles se mantenían en secreto, la página YouTube y iTunes ofrecen el vídeo donde la artista interpreta dos papeles diferentes.
Spears encarna a una bailarina de strip-tease que realiza su danza alrededor de una barra y a una rubia que la observa.
En su papel de bailarina, aparece vestida de negro, aunque no muestra muchos de los movimientos de los que hacía gala en su anterior época musical.
La coreografía es simple, aunque mejor que la que ofreció durante su reciente actuación en los premios Video Music Awards de MTV, duramente criticada.
En ocasiones la artista baila sola y en otras aparece acompañada de varias cantantes femeninas, en un ambiente sombrío.
El vídeo fue dirigido por Jake Sarfaty en un rodaje que duró dos días y, según declaraciones, el “concepto fue de ella”.
En medio de su regreso, la cantante debe realizar al menos tres sesiones de terapia familiar con su ex marido Kevin Federline, antes de la siguiente vista del juicio que ambos mantienen por la custodia de sus hijos que se celebrará el 26 de octubre.
Así lo ordenó el Tribunal Superior del Condado de Los Angeles el cual estableció que Federline siga con la guardia y custodia de los hijos del ex matrimonio, Sean Preston, de dos años, y Jayden James, de uno; mientras, la cantante podrá visitarlos bajo vigilancia.
A su vez, el juez Scott Gordon estableció que en caso de que “se salte una prueba de drogas o renuncie a someterse a esta, se considerará por el juzgado como un ‘test’ suspendido”.
Hace unos meses el tribunal había obligado a Spears a someterse dos veces por semana a pruebas arbitrarias de alcohol y drogas y a entregar un carné válido de California; sin embargo, según su defensa, el pasado lunes le fue denegada la custodia de los hijos por no realizar los exámenes y no poder mostrar un permiso legal.
Por otro lado, las visitas bajo vigilancia que realice la cantante se terminarán “inmediatamente, si cualquier comportamiento o acción de Spears pone en peligro a los menores”.
Ver comentarios