"El debate no debe centrarse en la construcción de miedo"
Enviar
Carlos Ricardo Benavides, ministro de la Presidencia, aduce que sectores exageran para contrarrestar plan fiscal
“El debate no debe centrarse en la construcción de miedo”
Acuerdo con el PAC y PASE no está escrito en piedra y sufriría modificaciones

Enfático en que el déficit fiscal que padece el país no se puede combatir sin la aprobación de la reforma tributaria, Carlos Ricardo Benavides, ministro de la Presidencia, reconoce que algunos sectores construyen miedos para traerse abajo esta iniciativa.
Sin embargo, hasta que el proyecto no se apruebe incluso con algunas modificaciones, no descansará, pues el pacto con el Partido Acción Ciudadana (PAC) no está escrito en piedra.

También reconoce que a lo interno de la bancada oficialista de Liberación Nacional (PLN) la labor debe ser ardua para evitar que algún diputado no apoye el Plan Fiscal.

¿Qué opina de los impuestos a las zonas francas que incluye el plan?

Sería catastrófico para las empresas que no tuviéramos la visión para hacer la reforma, la cual juega en favor de los costarricenses, pero principalmente de la clase empresarial, que demanda mejores servicios, carreteras, puertos y seguridad.

¿El plan fiscal tal y como está beneficia a las zonas francas?

Si la vemos como un todo beneficia al país y a la empresa privada en el mediano y largo plazo. La visión cortoplacista es el mayor enemigo del desarrollo económico.

¿Cuán difícil es hacer ver que el plan fiscal es correcto cuando se tiene a los empresarios en contra?

Se ha generado un debate bastante interesante y he venido abogando porque este no se centre en la construcción del miedo y mitos, sino en los aspectos reales del proyecto.

¿Hay una campaña del miedo?

Hay una mala costumbre en el país, no solo entre los empresarios, sino también entre los grupos políticos que utilicen la exageración para tratar de generar mayor atención y llevar agua a sus molinos.

Los impuestos con que se quiere tasar a las zonas francas han generado molestias en el gabinete y la fracción, ¿buscará eliminarlos o qué será lo mínimo que busca?

Cuando el sector empresarial que está ligado a las zonas francas se altera por una propuesta de reforma, es lógico que también se generen molestias en un grupo político que ha sido tan defensor del esquema de zonas francas, como el PLN. No me atrevería a adelantar si se harán cambios o cuáles deberían ser esos cambios, sería imprudente de mi parte.

¿Hay opciones de disminuir el IVA?

Hay quienes lo han interpretado exclusivamente como un aumento del 13% al 14%, o como un impuesto a los servicios, pero es mucho más que eso, es el instrumento fundamental para hacer que una gran cantidad de personas que no pagan renta la paguen, porque genera controles cruzados, renunciar al IVA sería renunciar a la mayor parte de una reforma seria.

¿Sería difícil bajarlo al 13%?

No lo sé, depende de aspectos más elevados, no creo que sea tan sencillo como quitar un punto, una sugerencia tendría que verse en combinación con otras medidas.

¿Qué tipo de medidas, negociar zonas francas por IVA?

El IVA es materia altamente sensible y no es una condición con respecto a otra parte del plan, hay algunos servicios o bienes que podrían tener un tratamiento especial, tal y como se negoció en salud y educación.

¿Cómo hacer para que ningún diputado del oficialismo se salga del canasto?

Es un tema de convencimiento, los diputados oficialistas pertenecen a un partido donde la unión y disciplina partidaria ha sido clave para la supervivencia política, de manera que esa raíz hace mucho más difícil que haya deserciones, pero eso no quiere decir que nos neguemos a estar siempre cerca de ellos, a dar explicaciones y cuentas.

¿Algunos no están convencidos?

Eso suele suceder, las fracciones no son manadas, son grupos de seres humanos que tienen una ideología común y que en aspectos particulares hay que aplicar un esfuerzo para convencerlos de una tesis.

¿Cuánto afecta a esta labor, la manifiesta oposición a los impuestos de zonas francas del expresidente Oscar Arias?

En este caso él ha sido enfático en dos aspectos: en que la reforma fiscal no se puede caer y que en una negociación no siempre uno puede obtener todo lo que pide.

¿Pero también dijo que sería catastrófico aprobar estos impuestos?

La combinación de razonamientos de don Oscar inclina la balanza hacia donde estamos pujando.

¿Algunos diputados podrían no tener el mismo razonamiento?

Es una llamada de atención que nadie deja escapar, pero confío en que eso no va a alejar a algunos diputados de los planes del gobierno.

¿El acuerdo está grabado en piedra?

No hay acuerdos en la vida firmados en piedra, los acuerdos siempre se pueden mejorar.

¿Esta alianza con el PAC y el PASE ha generado revanchismo?

Ha generado resquemores, siempre hay tensiones cuando en una coyuntura uno se une a un partido particular, especialmente cuando se trata de proyectos muy importantes.

¿El déficit se puede disminuir solo recortando gastos y mejorando la recaudación?

El Estado costarricense requiere nuevos recursos e ingresos, y el plan fiscal no es opcional, es absolutamente necesario. Aunque podría no resultar suficiente si no invertimos en aquella materia para aumentar la productividad.

¿Hay afanes políticos de figurar?

Existe gente cuyo afán es introducir mecanismos de excesivo control bajo el argumento de buscar orden y honestidad, pero lo que generan en muchos casos, es más corrupción, mayor costo y demora.

¿El plan fiscal afecta a la seguridad jurídica?

La seguridad jurídica se trastoca cuando se han establecido determinadas reglas y de repente un juez de la República convierte la norma en letra muerta, sin previo aviso y sin debate democrático, pero cuando la modificación se da constitucionalmente a través del proceso legislativo no estamos hablando de inseguridad jurídica.

¿Pero hace apenas dos años se modificó este régimen?

No deberíamos estar cambiando constantemente, pero los gobiernos del mundo hacen modificaciones tributarias un día y otro también.

¿Sería peor no aprobar el plan fiscal que tasar a las zonas francas?

Mucho más, no hay un punto de comparación.

Y ¿la inversión extranjera?

No debe estar fundada en los incentivos fiscales, sino también en las condiciones del país.

La Sala IV durante la administración de Abel Pacheco frenó una reforma fiscal por la forma como se tramitó, a través de un 208 bis, el mismo procedimiento que utiliza este gobierno, ¿no puede pasar lo mismo con este plan fiscal?

La Sala Constitucional tenía un criterio muy cerrado de lo que era el accionar en el Congreso, la misma Sala no tenía la experiencia que hoy tiene. En aquel tiempo un diputado que metió cientos de mociones alegó que una o dos no habían sido discutidas y la Sala le dio la razón, a pesar de que era sencillamente un pretexto para traerse abajo la reforma por el fondo. En realidad la Sala en aquel momento le dio mérito a una actuación caprichosa y obstruccionista, pero hoy tiene un criterio mucho más amplio, conoce con mayor profundidad lo que acontece en la Asamblea después de la tramitación del Cafta por esta vía.

Natasha Cambronero
[email protected]

Ver comentarios