El campeón ante el número uno
Si Stan Wawrinka quiere llegar a la final de Australia deberá dejar en el camino a uno de los rivales que más le complica, Novak Djokovic.William West y Paul Crock-AFP/La República
Enviar

El campeón ante el número uno

Wawrinka enfrentará a Djokovic por un boleto a la final del Abierto de Australia

 

El serbio Novak Djokovic alcanzó su 25 semifinal de un Grand Slam en el Abierto de Australia al derrotar al canadiense Milos Raonic, sin ceder un solo punto de rotura, por 7-6 (5), 6-4 y 6-2.

201501282314440.a22.jpg
En dos horas de gran demostración de poder y seguridad, resolviendo sabiamente con su resto, elevando el ritmo cuando era necesario y en tan solo dos horas de saque perfecto, Djokovic, cuatro veces campeón de este torneo, sentenció a Raonic en una ejecución perfecta.
El actual número uno del mundo se enfrentará en semifinales contra el suizo Stan Wawrinka, el campeón defensor, que venció también con gran claridad al japonés Kei Nishikori, por 6-3, 6-4 y 7-6 (6) en solo cuatro minutos más que "Nole", vengándose de la derrota que Kei le infligió en los cuartos de final del Abierto de Estados Unidos.
Djokovic tiene un balance favorable y abrumador de 16-3 ante Wawrinka, al que ha ganado los 15 de los últimos 16 duelos desde Viena en 2007. La única vez que "Stan" logró detenerle en esa racha infernal fue en los cuartos de final en estas mismas pistas el año pasado, cuando Djokovic falló de forma estrepitosa una volea, cuando se jugaba el pase a las semifinales.
"Ha sido una gran actuación, no hay excusas. Me he sentido genial en el fondo de la pista, he sacado muy bien, un gran partido. Desde luego me siento bien. Nunca te sientes viejo si estás entre los cuatro últimos de un Grand Slam", dijo orgulloso Djokovic.
Además, reconoció que en semifinales tendrá un duro encuentro ante Wawrinka.
"Siempre nos exigimos uno al otro lo mejor de nuestras habilidades sobre la pista. Estoy listo para una batalla. No he tenido demasiados partidos largos en este torneo por lo que estoy preparado", observó el serbio, que en las cuatro veces anteriores que superó en Melbourne el segundo miércoles, acabó campeón; 2008, 2011, 2012 y 2013.
"Nada está garantizado. Siempre estoy advertido de que hay mil jugadores alrededor del mundo luchando para estar en la posición en la que me encuentro", precisó.
Por su parte, el suizo se mostró frío en sus ambiciones. “No he venido a defender el título. No he venido a ganar. Estoy aquí para jugar otro torneo del Grand Slam, lo que no es sencillo”, afirmó.
La otra semifinal será en el inglés Andy Murray y el checo Tomar Berdych.

Melbourne (Australia)
/EFE

Ver comentarios