Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



GLOBAL


Ejército turco atacaría norte de Irak

| Martes 16 octubre, 2007



Medida provoca que el barril de crudo alcance precio récord de $86,13
Ejército turco atacaría norte de Irak

Operación militar se ejecutará para combatir a grupo armado kurdo, permiso quedaría en firme mañana

Ankara
EFE

El Gobierno turco del Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, islamista moderado) aprobó ayer una moción que permite al Ejército lanzar una operación militar transfronteriza contra las bases del grupo armado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en Irak.
El portavoz del Ejecutivo turco, Cemil Çiçek, informó de que el texto de la moción será enviado al Parlamento, donde el AKP tiene mayoría absoluta, y la Cámara ya ha informado que será sometido a votación para su previsible aprobación el próximo miércoles.
“El objetivo de esta autorización es sólo el PKK y esperamos que no haya necesidad de utilizarla”, aseguró Çiçek.
Tras conocerse la decisión del gobierno turco, el Ejecutivo iraquí informó de que el vicepresidente Tarik Al-Hasimi viajará este martes a Ankara. Fuentes militares turcas no concretaron cuándo se podría producir la operación en el país vecino.
En respuesta a las preguntas de los periodistas durante la recepción del Día de la Hispanidad en la residencia del embajador de España en Ankara, el general Ergin Saygun, segundo en la cadena de mando del Ejército turco, explicó que “cuando sea dada la autorización al Ejército, se verá qué hacer y con qué objetivo”.
El gobierno del AKP se encuentra bajo la presión de la opinión pública y de los militares, que piden una operación transfronteriza contra la presencia del PKK en Irak tras la muerte hace una semana de 13 soldados en una emboscada de los separatistas kurdos en la montaña de Gabar, en la región fronteriza con Irak.
En declaraciones a la agencia pro kurda Firat, el dirigente del PKK Duran Kalkan afirmó que los rebeldes se hallan dentro de Turquía y que lo que está sucediendo se circunscribe a las fronteras turcas.
“Pero si ellos (el Ejército y el Gobierno turco) dicen que cruzarán la frontera iraquí, deben hacerlo. ¿Por qué hablan tanto de ello? Verán lo que pasará cuando crucen la frontera”, amenazó.
La posibilidad de una operación militar transfronteriza, junto a la aprobación en comisión parlamentaria de una resolución estadounidense de condena del llamado 'genocidio armenio', ha causado el aumento de la tensión entre Turquía y EEUU.
Durante el fin de semana, una delegación estadounidense compuesta por el subsecretario de Estado Dan Fried y el viceministro de Defensa y antiguo embajador en Ankara, Eric Edelman, visitó a sus homólogos turcos para “intentar minimizar las reacciones del gobierno” a la resolución sobre el genocidio.
El diario 'Sabah' adelantó en su edición de ayer que el Gobierno turco y el Ministerio de Exteriores están discutiendo las medidas que pueden tomarse para forzar a EEUU a apoyar la incursión turca contra los separatistas kurdos y a prevenir que el “genocidio armenio” sea debatido por el pleno de la Cámara de Representantes.
El rotativo turco recordó que el 60 por ciento de suministro aéreo destinado a las tropas estadounidenses en Irak procede de la base de Incirlik, en el sur de Turquía, que el gobierno de Ankara amenaza con cerrar o restringir su uso.
Incirlik es también la base en la que están desplegados los aviones de combate de EEUU para sus entrenamientos en la región.
Además, el 25 por ciento de la gasolina usada por las fuerzas de ocupación en Irak se envía desde Turquía a través del paso de Habur, que también podría ser clausurado en caso de intervención militar.
En un aviso al Gobierno Regional Kurdo del norte de Irak, que controla las provincias en las que el PKK mantiene sus bases, Turquía ya ha cerrado su espacio aéreo a los aviones procedentes de países europeos con destino a Erbil, la capital de la región kurda de Irak.


Efecto tensión

El precio del petróleo alcanzó ayer los $86,13 en Nueva York y rebasó los $82 en Londres, niveles nunca alcanzados antes en ambos mercados, debido a la creciente tensión en la frontera entre Turquía e Irak y a previsiones de una sólida demanda a nivel mundial en este año y el próximo.
Al cierre de la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX) los contratos para noviembre de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) quedaron a $86,13 el barril (159 litros), después de añadir $2,44 al valor anterior después de tocar los $86,22.
El precio del gasóleo de calefacción también alcanzó niveles nunca vistos desde que comenzaron a negociarse en 1978 estos contratos en el mercado neoyorquino.
Los contratos de gasóleo para entrega en noviembre finalizaron a $2,3072 por galón (3,78 litros), seis centavos más caros que el viernes, después de elevarse hasta los $2,3110 el galón.
En el mercado de Londres, los contratos de petróleo Brent para entrega en noviembre finalizaron a $82,75 o 2,20 más caros que el viernes, después de tocar los $82,90.
Los niveles en que se ha movido el precio del barril de petróleo WTI en la pasada semana y los máximos históricos de ayer, hacen más difícil recordar que a finales de 1998 ese mismo barril se negociaba por debajo de $11.
El incremento de la tensión en la frontera entre Turquía e Irak, país este último que alberga el tercer mayor volumen de reservas a nivel mundial, ha elevado la inquietud por una posible merma en los suministros de petróleo desde esa región y ha contribuido a impulsar al alza los precios del crudo.