En los últimos años, el surgimiento de cafeteras personales y el aumento de las máquinas para preparar café en frío atrajeron a más amantes del café.
En los últimos años, el surgimiento de cafeteras personales y el aumento de las máquinas para preparar café en frío atrajeron a más amantes del café.

Los consumidores estadounidenses no se cansan de beber café, situación que está provocando que la demanda mundial por los granos alcance los niveles más altos de la historia.
El consumo per cápita de café en Estados Unidos llegará a 3,1 kilógramos (6,8 libras) en 2016, sobre los 3 kilogramos de 2015 y superando el récord alcanzado en 2013, según la agencia de investigación Euromonitor International.
El consumo interno total aumentará un 1,5% en los 12 meses a partir del 1º de octubre, el más alto que se haya registrado, anunció el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) en junio. La demanda en China, Japón e India también llegará a niveles máximos.
En los últimos años, la proliferación de cafeterías, el surgimiento de cafeteras personales y el aumento de las máquinas para preparar café en frío atrajeron a más amantes del café, y cuatro de cinco consumidores estadounidenses actualmente ingieren la bebida, según la consultora de estudios de mercado Mintel.
“Los consumidores desean probar nuevas experiencias con sus cafés y las cafeterías y los productores están proporcionando innovaciones con productos premium y experiencias con influencias culinarias”, dijo Elizabeth Sisel, analista del sector de bebidas de Mintel, “afortunadamente existe un público más numeroso disponible al que podemos recurrir”.
Los futuros de café arábigo cotizados en Nueva York repuntaron un 20% en junio, anotando el mayor aumento mensual registrado desde febrero de 2014. La variedad del grano es cultivada principalmente en América Latina y preparada por empresas especializadas como Starbucks Corp. Los precios para la variedad robusta, utilizada en el café instantáneo, subieron un 4,2% el mes pasado en Londres.
El consumo mundial aumentará un 1,2% en la temporada que comienza en octubre a un récord de 150,8 millones de sacos, anunció el USDA el 17 de junio. Rabobank International prevé que la escasez mundial se expandirá a 2,2 millones de sacos en la temporada 2016-2017 frente a los 800 mil sacos anteriores. Estos pesan 60 kilogramos o 132 libras. Otros, como la Organización Internacional del Café, prevén una demanda aún mayor.
La sólida demanda por el grano ayudó a impulsar el repunte del café arábigo de este año. Citigroup Inc. estima que los precios podrían llegar a $1,50 la libra (454 gramos) para el segundo semestre de 2017.
Si la votación del Reino Unido de abandonar la Unión Europea genera una inestabilidad económica mundial, la situación podría afectar la creciente demanda. Brasil también se ha enfrentado a dificultades financieras y políticas que podrían refrenar el consumo interno del país, el mayor productor y exportador de café del mundo.

 

Ver comentarios

Notas Anteriores