Educadores no darán tregua a Solís
La protesta de educadores provocó un enorme congestionamiento vial en San José y puntos aledaños en su tercer día. Gerson Vargas/La República
Enviar

Movimiento se mantendrá hasta mediados de mayo si no hay pago

Educadores no darán tregua a Solís

Próximo viernes presas se trasladan de San José a San Pedro y Zapote

Aulas vacías y presas interminables en la capital. Este es el escenario que le espera al presidente electo de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, si no logra solucionar el problema de pago a los educadores en los primeros 15 días de gobierno.
El movimiento amenaza con igualar las protestas del segundo año de la administración Pacheco, cuando los docentes se ausentaron de clases por un mes hasta dejar la cartera sin ministro. En esa oportunidad, los salarios también se vieron interrumpidos por una migración de datos informáticos.
Los educadores suman ya tres días en huelga para exigir pagos atrasados. Para este jueves no protestarán en señal de buena voluntad con el nuevo gobierno, pero el viernes volverán a tomar las calles.
Esta vez el punto de salida será la Fuente de la Hispanidad en San Pedro a las 9 a.m. y de ahí se dirigirán hacia Casa Presidencial en Zapote, donde esperan que Solís atienda a los dirigentes del movimiento.
Como mínimo, el paro continuará hasta el próximo 13 de mayo a menos que el dinero se deposite antes en las cuentas de los educadores. Está previsto que Sonia Marta Mora, ministra de Educación entrante entregue una nueva respuesta por escrito el viernes.
Los docentes están conscientes de que la nueva administración no es la culpable del problema de pago, pero ahora solo importa recibir el salario completo.
“Esto se mantiene hasta que se le pague al último educador. Si la planilla está mal no es responsabilidad del que entra, sino del que se va, pero el paro continuará”, manifestó Gilberto Cascante, presidente de la Asociación Nacional de Educadores.
El movimiento cobró fuerza este miércoles cuando cientos de maestros no solo abarcaron la Avenida Segunda, sino que se extendieron a Paseo Colón y La Sabana provocando un enorme congestionamiento vial.
La marcha salió de la estatua de León Cortés hasta el edificio Plaza Rofas, donde se encuentra el Ministerio de Educación Pública, pero estaba cerrado, así que continuaron rumbo al Ministerio de Hacienda.
Los educadores estiman que al movimiento asistieron más de 30 mil manifestantes de distintas zonas del país. El apoyo obedece a que el problema de salarios no se limita a San José.
De momento se contabilizan más de 6 mil docentes afectados, quienes en su mayoría poseen nombramientos en propiedad y otro grupo más pequeño corresponde a interinos.
Aparte, hay 828 docentes que no recibieron el salario de abril por haber sido nombrados en plazas nuevas o porque su migración al nuevo sistema se quedó rezagada.
La única explicación oficial es que no hay nada más que hacer que esperar porque el MEP no pudo incluir la información de todos los educadores en un nuevo sistema denominado Integra 2.
Un segundo tema es que la deducción del impuesto sobre la renta es ahora mucho menor durante la primera quincena, y de ahí que el salario devengado por todo el personal, tanto administrativo como docente, resulte superior a su promedio histórico, según el MEP.
“Es posible que funcionarios no se percataran de haber recibido más salario en la primera quincena, y que se sorprendieran al recibir menos en la segunda, achacando esto a una falla del sistema”, informó la cartera.


María Siu Lanzas
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios