Ecuador retiene ganancias adicionales de petroleras
Enviar
Ecuador retiene ganancias adicionales de petroleras

Mandatario afirmó que la medida busca una distribución “justa” de los ingresos extraordinarios de las compañías

Quito
EFE

El Gobierno de Ecuador ordenó el viernes que el 99% de las ganancias extraordinarias del petróleo vayan al Estado, en su política de “recuperar la soberanía” energética y lograr mejores beneficios en el principal sector de su economía.
Rafael Correa, presidente ecuatoriano, firmó el decreto que establece que el 99% de las ganancias extraordinarias del petróleo vayan a las arcas fiscales y el uno por ciento en beneficio de las compañías privadas que operan en el país.
Correa dijo que la medida busca una distribución “justa” y constitucional de los ingresos extraordinarios que obtienen las compañías que extraen crudo de la Amazonía ecuatoriana y que actualmente estaban repartidos en partes iguales: 50% para el Estado y la otra mitad para las empresas privadas.
“El gobierno de la revolución ciudadana considera que es insuficiente que el Estado ecuatoriano reciba el 50 por ciento de las ganancias extraordinarias de los contratos de participación, como sucedía en años anteriores”, señaló Correa.
Con ese decreto, explicó, elimina la antigua distribución “inadmisible” de los ingresos petroleros extraordinarios, pues de cada 100 barriles de petróleo extraídos en Ecuador, “para el país quedaban apenas entre 46 y 48 barriles”.
Por su parte, el subsecretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, dijo que la medida es una “verdadera revolución” con respecto a los antiguos esquemas de reparto de utilidades petroleras, que habían “beneficiado más” a las empresas privadas.
Mera aseguró que la ley establecía la distribución a partes iguales como el “nivel mínimo” de reparto de las ganancias extraordinarias, pero dijo que ahora ese margen aumentará en beneficio de la nación, dueña del crudo que se extrae.
Recordó que el incremento del precio del crudo en el mercado internacional obliga a que la distribución de los ingresos adicionales sea revisada en beneficio del Estado y aclaró que ello no supone que las empresas privadas dejen de obtener sus ganancias.
En esta medida hay “un gran sentido de justicia”, aseguró Mera, tras indicar que el ingreso extraordinario que obtendrá el Estado, “no irá al despilfarro”, sino a atender la educación, la salud, el bienestar social y el desarrollo científico en el país.
Ecuador está “retomando el control soberano” de sus recursos, destacó Mera, mientras el ministro de Petróleo y Minas, Galo Chiriboga, anunció que el gobierno también prevé renegociar los contratos con las compañías petroleras.
Chiriboga dijo que el lunes se reunirá con las empresas que tienen contratos de participación petrolera, a las que propondrá cambiar dichos convenios por contratos de servicios.
Si las compañías que tienen contratos de participación no quieren renegociar, se mantendrán los convenios pero, igualmente, se buscarán cambios que favorezcan al Estado, señaló Chiriboga.
El ministro subrayó que, según la Constitución del Estado, “el petróleo es de todos los ecuatorianos”, por lo que descartó que la medida supongan la “nacionalización” del petróleo.
Hasta ahora, según informó hace dos días Chiriboga, son cinco las compañías que han aceptado renegociar sus contratos petroleros con Ecuador: Petrobras, Repsol-YPF, Perenco, Andes Petroleum y City Oriente.
El anuncio de la medida petrolera se da luego de los comicios del pasado domingo, en los que el partido de gobierno, Alianza País, asegura un porcentaje de votos que podría darle unos 80 de los 130 escaños de la Asamblea Constituyente.
Además, la medida petrolera antecedió a otra noticia que advertía de la suspensión temporal de las operaciones de la compañía estadounidense de informática Microsoft, por un retraso en la entrega de información tributaria al Servicio de Rentas Internas (SRI), la agencia de recaudación del Estado.
Microsoft aseguró en un comunicado que “un error humano” generó la demora en el envío de la información al SRI y que entregará, de forma inmediata, la documentación requerida para reanudar sus operaciones.
El gobierno de Correa ha señalado que no permitirá los supuestos abusos de las trasnacionales que operan en el país y que recuperará “la soberanía” sobre los sectores fundamentales de su economía.
Los ingresos petroleros y tributarios, junto con las remesas que envían los emigrantes desde el exterior, son los principales componentes que nutren la economía ecuatoriana.

Ver comentarios