Foto 1
Enviar

Duerma bien, confíe en los seguros

Si quiere tener paz y tranquilidad para usted y sus seres queridos lo más recomendable es que confíe en los seguros. Su casa, automóvil, empresa e incluso su familia pueden estar protegidos con el pago de una prima mensual que resulta muy pequeña en comparación con el valor del bien que asegura.
En caso sufrir la pérdida de su casa o vehículo, si ha pagado oportunamente esa pequeña cuota, podrá tocar la puerta de una entidad que le dará el dinero para reponer la pérdida patrimonial que tuvo.
Aunque se trata de una situación que puede suceder en cualquier momento, la realidad es que un porcentaje muy bajo de los costarricenses está dispuesto a adquirir una póliza. Muchos lo hacen solamente porque la entidad que les presta el dinero para comprar la casa o el vehículo se los exige.
En lugar de verlos como una solución para proteger su patrimonio, las personas ven los seguros como un gasto. Así, no son pocos quienes dejan de seguir pagando la póliza una vez que cancelaron el crédito.
Esto es muy peligroso, pues quien no utiliza los seguros no toma en cuenta que el esfuerzo de años de trabajo puede perderse en cualquier momento.
Mucho de la culpa es por una falta de cultura en el tema, ocasionada principalmente por un monopolio que existió por muchos años y que fue muy pasivo en una amplia promoción sobre la necesidad de los productos aseguradores.
Esta preocupación por la ausencia de una cultura en el tema de seguros en nuestro país es la razón de ser del nacimiento de esta columna.
Semanalmente, a través de estas líneas queremos incentivar esa cultura, por medio de nuestros comentarios, opiniones de expertos, los ejecutivos de las empresas aseguradoras e incluso el regulador, quien dará un norte sobre los derechos y deberes tanto de aseguradores como asegurados.
En forma adicional presentaremos reportajes y entrevistas para mostrar las principales tendencias del mercado.
De esta forma, queremos convertirnos en una guía para que los lectores de La República conozcan las opciones que existen, sepan sobre la mejor forma de adquirir estos productos y tengan la información suficiente para tomar las mejores decisiones.
Hay una gran tarea. Uno de los objetivos del mercado asegurador es que en los próximos años por lo menos el 50% de la población esté cubierta por algún tipo de seguro personal. Así, no solo contribuiremos en la profundización de un mercado sino que también le daremos al público herramientas que les permitan buscar y exigir mejores productos.

Álvaro Castro
Abogado con especialidad temas de seguros
 

Ver comentarios