Dueños de autos Volkswagen contaminantes podrían seguir usándolos
Foto Bloomberg
Enviar

Volkswagen se acerca a una resolución de las más de 1.000 demandas de consumidores por software que falseaba datos de emisiones, pero puede que pasen años antes de que los 482 mil vehículos contaminantes sean retirados de las calles de Estados Unidos o reparados.

Los dueños de autos que no estén conformes con esas opciones pueden escoger una alternativa que no es parte del trato que espera su aprobación en la corte el martes: manejar Beetles y Passats diésel hasta que se les salgan las llantas.

El juez federal de San Francisco –que exigió en febrero que Volkswagen sacase sus carros de las calles como fuera– se enfocará el martes en los planes del fabricante de automotores para la recompra de los vehículos, avaluada en casi $10 mil millones. Si bien arreglar los autos puede ser mucho más barato, hasta el momento la compañía no ha sido capaz de desarrollar un plan que sea aprobado por las autoridades reguladoras de los Estados Unidos.

Los dueños de los coches no están obligados a aceptar la oferta de recompra por el valor de los coches antes de que fuera descubierto el fraude de Volkswagen, además de una compensación adicional que va desde los $5.100 hasta los $9.852. Si el fabricante no logra obtener la aprobación de la Agencia de Protección Ambiental para las reparaciones antes del 30 de junio del 2019, no hay nada que pueda detener a los dueños de los vehículos contaminantes de conducirlos siempre y cuando sigan las leyes individuales de cada estado.

Acuerdo propuesto

Bajo los términos del acuerdo propuesto, la compañía debe comprar o arreglar el 85% de los vehículos antes del plazo del 2019. Alcanzar ese objetivo le costaría a la compañía un máximo de $14.700 millones, incluyendo $4.700 millones en multas y reparaciones gubernamentales. Esto consumiría la mayor parte de los 16.200 millones de euros ($17.800 millones) que la compañía había reservado el año pasado para cubrir los gastos de este escándalo mundial.

Volkswagen también está comprometida con $603 millones que la compañía acordó pagar a 44 estados y enfrenta más demandas de gobiernos estatales y demandas colectivas de inversionistas en Alemania y Corea del Sur, así como posibles penas criminales en estos tres países. El fabricante alemán registró un cargo de 2.200 millones de euros en el segundo trimestre, mayormente vinculado a los riesgos legales en los Estados Unidos. La compañía informará sus ganancias completas el jueves.

El juez de distrito Charles Breyer está dispuesto a considerar una aprobación previa del acuerdo aunque aún no haya una resolución firme, lo que deja a la recompra como la única opción legal posible. Si Volkswagen no logra alcanzar el objetivo del 85%, deberá pagar $85 millones más a un fondo de mitigación ambiental por cada punto porcentual no logrado. También tendría que pagar un adicional de $13,5 millones a dicho fondo por cada punto porcentual no alcanzado del objetivo en California.



Ver comentarios