Enviar
Desfavorables cifras agudizaron pesimismo de inversionistas
Dow Jones cae más de 250 puntos tras datos de empleo

• Cercanía del crudo a los $100 y contracción de actividad manufacturera en diciembre inquieta al mercado
• Presidente de EE.UU. sostiene que economía tiene bases sólidas

Nueva York
EFE

La Bolsa de Nueva York registró el viernes fuertes caídas y el Dow Jones de Industriales perdió más de 250 puntos, después de que los desfavorables datos de empleo avivaran los temores a una recesión económica en Estados Unidos.
Según datos disponibles al cierre, ese índice, el principal en el mercado neoyorquino, bajó 256,54 puntos (-1,96%), hasta las 12.800,18 unidades.
El mercado tecnológico Nasdaq perdió 98,03 puntos (-3,77%), hasta 2.504,65 enteros, mientras que el selectivo S&P 500, que agrupa a los 500 principales valores que cotizan en Nueva York, retrocedió 35,53
puntos (-2,46%), hasta los 1.411,63 unidades.
En conjunto, el NYSE, donde se incluye a todos los valores de Wall Street, bajó 223,85 puntos (-2,23%), hasta las 9.432,15 unidades.
La Bolsa de Wall Street terminó la semana con el mismo tono pesimista con que había iniciado, aunque se había agudizado tras conocerse que la economía creó en diciembre menos empleo del que se esperaba.
El índice de desempleo en Estados Unidos alcanzó el 5% en ese mes, dos décimas más que en noviembre,
y se añadieron solo 18 mil puestos de trabajo, frente a los cerca de 50 mil que esperaban los analistas.
El dato pesó como una losa sobre el ánimo de los inversores, de forma que los principales indicadores del mercado neoyorquino se mantuvieron en territorio negativo durante toda la jornada.
A los desfavorables datos de empleo se unieron esta semana otros que sugirieron que la actividad del sector manufacturero se contrajo en diciembre, al tiempo que el crudo de Texas alcanzó la cuota histórica de $100, lo que en conjunto ha agudizado la inquietud ante un posible retroceso de la actividad económica.
La tendencia bajista que predominó el viernes no amainó pese a conocerse que el sector servicios avanzó en el últ
imo mes (aunque a un ritmo más lento que en noviembre) y que el precio de barril de crudo de Texas finalizó a $97,91, después de un descenso de $1,27 respecto del jueves.
Numerosas empresas de tecnología e informática sufrieron una fuerte depreciación de sus acciones, entre ellas Intel, el mayor fabricante de semiconductores a nivel mundial.
Los títulos de esa compañía bajaron $2 o algo más de un 8%, hasta los $22,67, después de que el banco JP Morgan rebajara la recomendación de compra de sus títulos.
Las acciones de Apple cayeron un 7,63%, las de Amazon un 6,74% y las de Google un 4,13%, en un ambiente generalizado de preocupación por el efecto que un retroceso económico pueda tener en la actividad de esas y otras compañías.
Numerosas empresas minoristas vieron también cómo caía el valor de sus acciones, entre ellas la cadena Bed Bath & Beyond, una de las mayores en Estados Unidos en productos para el hogar, cuyos títulos se desvalorizaron m
ás de un 4% después de anunciar una caída del 3% en su beneficio del último trimestre.
Las acciones de la cadena de restaurantes Wendy’s Internacional se depreciaban alrededor de un 6%, después de conocerse que sus ventas en el último trimestre bajaron un 0,8% respecto a igual periodo del año anterior.
En el NYSE se movieron el viernes 1.647 millones de acciones y en el Nasdaq 2.458 millones de títulos.
La Reserva Federal (Fed) de EE.UU. inyectó el viernes al sistema monetario $12.250 millones y elevó a $60 mil millones las aportaciones extraordinarias que tendrán lugar este mes para dar oxígeno a los mercados de crédito.
La Fed anunció además que el 14 de enero pondrá a disposición de los bancos préstamos por valor de $30 mil millones de dólares y dos semanas después otros 30 mil millones.
El precio de los bonos a diez años subió y ofrecía una rentabilidad, que se mueve en sentido inverso, del 3,87%, desde el 3,89%
del jueves.


Bush confía que la economía crecerá

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, dijo que “no puede darse por descontado” que su país registre crecimiento económico, al tiempo que la subida del desempleo en diciembre ha avivado el temor de una recesión.
Bush se reunió con su grupo de trabajo sobre los mercados financieros, que incluye al secretario del Tesoro, Henry Paulson, y al presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke.
Tras el encuentro, recalcó que “los mercados financieros son fuertes y sólidos”, pero también indicó que existe “alguna incertidumbre” y que los Indicadores económicos “son ambiguos”.
“Nuestra economía tiene unas bases sólidas, pero no se puede dar por descontado el crecimiento económico”, señaló.
Bush reconoció que la creación de trabajo se ha ralentizado, pero aun así destacó que diciembre fue el mes número 52 consecutivo en el que hubo una ganancia neta de empleos en el país.
El jefe de la Casa Blanca destacó que “lo peor” que puede hacer el Congreso en estas circunstancias es elevar los impuestos e instó a la Legislatura a aprobar un proyecto de ley para facilitar la refinanciación de las hipotecas, de forma que los propietarios obtengan mejores términos en los préstamos.
Ver comentarios