Enviar
Esquina Epicúrea
¿Dónde está el gerente?


Conversando con una profesional del área de recursos humanos de un hotel reconocido, comentaba sobre principios que llevan a una empresa a reducir la rotación de su personal.
Al mismo tiempo recordaba otro caso de nuestro país, el cual es digno de un estudio de escuela de negocios, en el cual el gerente recibe un hotel con altísima tasa de rotación y lo lleva a una de casi cero… Ups, diría otro gerente. ¿En este momento?
¿En tiempos en los cuales la rotación de personal ya pasa del 20% anual para pasar como el petróleo las barreras y superar en este caso el 70%?
¡Inclusive escuchamos ridículas cifras de la industria de la comida rápida en la que se reporta una rotación de más del 150% anual!
La industria de la hospitalidad está ya inmersa en una vorágine de falta de mano de obra a todos los niveles.
¿Qué hacen los gerentes entonces para enfrentarse a esto?
En el caso que comentaba, en donde la tasa es casi cero, el gerente se ve preocupado en otros menesteres, pero no tanto como otros. Cuando ve a su equipo humano, él sabe que existe una alta lealtad.; sin embargo, tampoco baja la guardia. Tiene un contacto cercano con su gente y se preocupa genuinamente por ellos, entre muchas otras cosas abre puertas y no las cierra, de hecho una vez al mes se sienta en un salón durante una hora para esperar a quien, de manera espontánea o calculada, decida ir a hablar con él.
Comparte la responsabilidad, pues deja claro que la cuota la tiene que cubrir cada uno y asumir lo que corresponde por el lado de la iniciativa.
En este sitio nadie se pregunta… ¿dónde está el gerente? Este es visto siempre y se sabe donde está.
En otro contexto pero en el mismo tema encontramos un proyecto cinco estrellas en el cual han invertido, calculamos, más de $25 millones y está a punto de abrir. El gerente maneja la propiedad desde la distancia, grita, insulta, pide perdón pero vuelve a gritar, dice que los locales somos “varias cosas”, etc., etc.
En este momento se enfrentan a una muerte anunciada al haber contratado a la ligera debido a la presión de la inminente apertura. ¿Dónde está el gerente?
La gente lo sabe también, pero nadie quiere verlo. Prefieren contactarlo por Internet.
¿Y el clima laboral? ¿Se le puede llamar clima a un estado de huracán organizacional permanente? Hay gerentes y hay gerentes.
¿Dónde está el gerente? ¿El verdadero gerente? Cerca de su gente y de forma respetuosa. A pesar de que el salario cuenta, la gente busca crecimiento en un buen ambiente. Tome nota señor del nuevo proyecto por abrir… quizás tenga que aplazar la apertura algunos días o meses.
¡Buen provecho y hasta la próxima semana!

Alfredo Echeverría
Director ejecutivo
Grupo HRS Consultores


Ver comentarios