Dólar borra pérdidas de 2016; Deutsche Bank apuesta a su alza
El dólar seguramente subirá, afirman los analistas internacionales. Bloomberg/La República
Enviar

El dólar apreció a su nivel máximo desde febrero sobre apuestas de que el Gobierno de Estados Unidos elevará el gasto, impulsando el crecimiento económico y la inflación, y forzando a la Reserva Federal a elevar las tasas. Dos de los principales bancos del mundo en negociación de divisas pronostican más avances.

Un barómetro de la moneda estadounidense se elevó por cuarto día, fortaleciendo su mayor avance semanal en cinco años, luego de que el presidente electo de EE.UU. hizo nombramientos administrativos clave en preparación a su toma de mando en enero.
Los rendimientos del bono del Tesoro a 30 años superaron el 3% por primera vez desde enero, acercándose a un máximo de 18 meses frente a rendimientos de bonos alemanes de maduración similar.


Tras acumular pérdidas durante la mayor parte de 2016, el dólar ha subido alrededor de un 0,6%. La fortaleza es opuesta al consenso previo a las elecciones, que apuntaba a que una victoria de Trump golpearía la moneda estadounidense porque los inversionistas anticipaban que una volatilidad en el mercado financiero haría que la Fed retrasara un aumento de las tasas.
El enfoque, sin embargo, ahora se cierne sobre la probabilidad de un estímulo económico. Para Deutsche Bank AG, el cuarto banco de negociación de divisas más grande del mundo, un dólar más fuerte ayudaría a restringir la inflación conforme se acelera el crecimiento.
“Es probable que haya más espacio para una apreciación del dólar de por lo menos otro 5%”, escribió a clientes Alan Ruskin, codirector global de investigación de moneda extranjera para Deutsche Bank en Nueva York.
“Un dólar fuerte es probablemente un contrapeso desinflacionista vital a la política fiscal reflacionaria que seguramente se implementará cuando la economía regrese al empleo total”.
El índice de Bloomberg que sigue a la moneda estadounidense contra diez de sus principales pares, subió alrededor del 0,9% hacia las 11 a.m. en Nueva York, elevándose a su mayor nivel desde febrero. El barómetro subió un 2,8% la semana pasada, su máximo aumento desde setiembre de 2011.

Las promesas de Trump

Las promesas de Trump incluyen un gasto de entre $500 mil millones y $1 billón en un lapso de una década en carreteras, puentes y aeropuertos.
El presidente electo señaló en su discurso de victoria que apunta a hacer la infraestructura estadounidense superior a todas al tiempo que da trabajo a millones de personas y duplica el crecimiento económico.
El dólar “seguramente subirá”, dijo Steven Englander, jefe global de estrategia de monedas del Grupo de 10 en Nueva York para Citigroup Inc., el corredor de monedas extranjeras más grande del mundo, en una entrevista con Bloomberg Television. Aunque a monedas de países con mejores rendimientos les fue mejor, el yen bajó a un mínimo de cinco meses frente al dólar.
El crecimiento superior al anticipado en Japón en el tercer trimestre alimentó la especulación de que la expansión global repuntará, reduciendo la demanda del yen como un refugio.


Ver comentarios