Enviar
Jueves 29 Enero, 2015

Divertimento filarmónico

Titulado así, porque su principal objetivo es “hacer más feliz a la gente por medio de la música”. Son noches de gran alegría cuando el maestro Marvin Araya toma la batuta y libera el alma de un virtuoso grupo de exponentes del mejor talento musical costarricense, nuestra Orquesta Filarmónica.
Músicos clásicos, interpretando música popular de los más variados estilos, la gente lo celebra, lo canta, lo baila y lo aplaude en todos los rincones del Teatro Melico Salazar, la Casa del Divertimento Popular.
El reloj de arena discurre mucho más rápido de lo que nuestro momento de magia quisiera y si bien el repertorio siempre es generoso, la orquesta acoplada y el director de pasión contagiosa, queda la sensación de que hace falta un tercer segmento que termine de borrar cualquier residuo de desánimo o tristeza.
¡Qué contentera! Allá van los “filarmónicos”, solos, en grupo, o en familia reuniendo dos y hasta tres generaciones, todos detrás del flautín mágico de Marvin, haciendo comunidad en el teatro, juntos, cientos de personas que comparten un mismo objetivo, ¡pasarla bien! cuidando las formas del libreto protocolario, pero rompiendo las reglas, con el uso del smartphone para grabar y transmitir en línea y exigiendo al máximo sus cuerdas vocales que, en la mayoría de los casos, terminan perdiendo la batalla al final del concierto, incluso en aquellos que por no ser buenos representantes del bel canto, terminan cantando para adentro, como dice el maestro Araya.
Es cierto que el día a día pasa saturado de ruido, de carreras que aceleran la actividad de aquel músculo que anida al lado izquierdo del pecho y que también nos deja la mente sin espacios en la agenda, por el agobio de sobresaltos noticiosos que nos vienen del vaivén político, el apremio de la situación económica y la necesidad de mayor seguridad en nuestras barriadas, por eso y para eso, recomiendo incorporar el “divertimento filarmónico” en nuestro calendario, basta con revisar el programa anual de conciertos, calendarizar algunas fechas y acercarse al teatro que el espectáculo está garantizado.

Giovanny Portuguez

Empresario de software
www.connexis.wordpress.com