Enviar
Nuevo Código Electoral no tiene ni un año y legisladores ya preparan cambios
Diputados buscan reducirle poder al Tribunal de Elecciones
Reformas incluyen eliminación de solicitud de permisos, ausencia de fiscalización de procesos internos y controles financieros más flexibles

Con el argumento de que la política es rápida y dinámica como una liebre que salta para todo lado, y que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) es tan meticuloso en su labor, que se asemeja a una tortuga, varios de los principales partidos en el Congreso están dispuestos a restarles poderes a los magistrados.
A pesar de que el nuevo Código Electoral no ha cumplido ni siquiera un año de vigencia, los legisladores ya afinan una larga lista de modificaciones, entre las que destacan la eliminación de solicitud de permisos, la ausencia de fiscalización de los procesos internos y controles financieros más flexibles.
De esta forma, el TSE perdería más atribuciones, ya que dos fallos recientes de la Sala Constitucional, relacionados con la prohibición al órgano electoral de convocar a un referéndum sobre uniones gais y la limitación para cancelar la credencial de un diputado por supuestos actos de corrupción, han restado poderes a los magistrados del órgano electoral. Ahora, los diputados también barajan varias reformas.
“Considero que se le dio poder excesivo al TSE en el nuevo Código Electoral. Por ejemplo, en estos momentos, los partidos están obligados a pedir permiso al Tribunal para algo tan simple como entregar calcomanías o afiches a los votantes, e incluso, para hacer una reunión. Hemos llegado a un extremo que no es saludable para la actividad política, ya que las campañas son muy dinámicas y en algunos casos espontáneas, por lo que las iniciativas no pueden estar supeditadas a procedimientos, permisos y formas que demanda el TSE”, dijo Fabio Molina, diputado del Partido Liberación Nacional (PLN) y presidente de la Comisión de Reformas Electorales.
Y es que según los legisladores, con las reformas introducidas a la normativa por el Congreso anterior, se le dio mayor protagonismo al TSE, cuando en realidad los verdaderos actores en una contienda electoral son los partidos políticos.
Incluso, señalan que el haberle dado más atribuciones al órgano electoral, afecta el cumplimiento de sus verdaderas tareas, por lo que es necesario hacer reformas.
Sin embargo, uno de los puntos que generan más entusiasmo por parte de los congresistas, está relacionado con la flexibilización de los controles financieros, los cuales consideran “sobrepasados” y “engorrosos”.
“Yo no vislumbro un TSE fiscalizando asambleas distritales y cantonales en todo el país, para eso los propios partidos tienen sus controles internos. Creo que el Código Electoral tiene muchos defectos que deben ser subsanados, entre ellos el sistema de verificación de gastos de los partidos, el cual no es sencillo”, manifestó Luis Fishman, diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC).
Para el Tribunal Electoral, es necesario hacer reformas tras las lecciones aprendidas durante la campaña de 2010; sin embargo, se opone rotundamente a que estas se hagan a cuatro meses de los comicios para alcalde.
“Creo que los diputados tienen razón en que es necesario hacer cambios, pero este no es el momento adecuado, ya que podemos poner a prueba una vez más el Código Electoral. No quiero calificar las iniciativas concretas de ellos, porque no las conozco totalmente”, indicó Luis Antonio Sobrado, presidente del TSE.

Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios