Deudas fuerzan a Venezuela a empeñar su icónica marca en Estados Unidos
PDVSA ha estimado el valor de Citgo en $8.300 millones. Bloomberg/La República
Enviar

El triángulo rojo se encuentra en prácticamente cada esquina, desde el enorme cartel que asoma sobre el Green Monster en Fenway Park hasta las estaciones de servicio que se encuentran prácticamente cada dos esquinas en la mitad oriental de los Estados Unidos y el petróleo para calefacción donado a los pobres en invierno.

Pocas compañías extranjeras cuentan con la presencia o el reconocimiento de marca que tiene Citgo en gran parte de los Estados Unidos y, sin embargo, la mayoría de la gente sabe poco sobre ella o sobre el drama que la envuelve en su ciudad, Caracas. La compañía es propiedad del gobierno socialista de Venezuela, y está siendo ofrecida como salvavidas para evitar una cesación de pagos de Petróleos de Venezuela.

Al igual que el país, PDVSA, como se conoce al gigante petrolero estatal, está necesitada de efectivo. Por esa razón, está pidiendo a los bonistas que canjeen las obligaciones negociables que están a punto de vencer por títulos a más largo plazo respaldados por una participación de 50,1% en su activo con mejor desempeño, Citgo. PDVSA ha estimado su valor en $8.300 millones, una suma que los analistas rechazan, calculando que la cifra asciende probablemente a menos de la mitad de eso.


Los tenedores tienen hasta este jueves por la noche para tomar la oferta.

Nada, en lo que se refiere a Citgo, facilita la decisión de que sería lógico aceptar. Ante todo, el destino último de la refinería podría verse enturbiado por los miles de millones en reclamos pendientes que Exxon Mobil y otras multinacionales, que buscan una indemnización por confiscaciones de activos que se remontan a una década atrás, tienen contra Venezuela.

Ver comentarios