Desaparece temor a TLC con Colombia
Se necesita complementar esta firma del Tratado con una agenda de acompañamiento a los empresarios, dijo Mónica Segnini, presidenta de la Cámara de Exportadores. Archivo/La República
Enviar

Empresarios satisfechos con negociación

Desaparece temor a TLC con Colombia

Exclusiones en agro e industria satisficieron a opositores

Las voces de alerta que advertían que un Tratado de Libre Comercio con Colombia desplazaría a la producción nacional bajaron el tono, y toman una nueva postura.

201303062259430.n77.jpg
La exclusión de productos sensibles para sectores como el agrícola, alimentario y metalmecánico da tranquilidad a quienes en su momento se opusieron.
En ese marco ayer quedó firmado el tratado comercial con los sudamericanos, en presencia de representantes de los sectores productivos de nuestro país, así Anabel González, ministra de Comercio Exterior, y Sergio Díaz-Granados, ministro de Comercio, Industria y Turismo de Colombia, concluyeron las negociaciones.
La negociación tuvo un balance positivo en ambos países, el diálogo con el sector privado fue de suma importancia para la estrategia de negociación, dijo González.
Costa Rica ofreció libre comercio inmediato al 71% del universo arancelario, mientras que el 4% se desgravará en cinco años, el 16,5% en diez, el 4,8% en plazos de hasta 15 años, y el restante 4,1% continuará pagando el arancel vigente.
Tanto las empresas costarricenses como las colombianas van a tener muchos beneficios con la firma de este tratado, “esperamos que más compañías se animen a iniciar un intercambio con la firma de este tratado”, dijo Díaz-Granados.
Representantes de las cámaras de nuestro país dicen que sí fue una negociación bastante difícil, y que hubo que dar un intenso trabajo, pero se respetaron los productos que se estaban pidiendo.
“Estamos tranquilos, por el rumbo que llevó la negociación, si persisten la protección y exclusión de productos, estamos satisfechos”, dijo Juan Ramón Rivera, presidente de la Cámara de Industrias.
Para otros sectores se necesita dar un seguimiento después de la firma de los tratados, para que las empresas no se queden solas y sin asesoría comercial.
La necesidad de complementar los acuerdos comerciales con una agenda de acompañamiento que permita el aprovechamiento de la mayor cantidad de empresas costarricenses en el transcurso de este TLC, es un asunto muy importante, dijo Mónica Segnini, presidenta de la Cámara de Exportadores.
“Es un reto cuyo cumplimiento debe replantearse año con año, cualquier obstáculo que se elimine con una buena negociación abre una ventana de oportunidades a los productos de exportación costarricenses”, agregó Segnini.
Sin embargo existía temor de algunos sectores productivos, debido que Colombia tiene un sector agropecuario fuerte con características mucho más competitivas.
Las Cámaras de Industrias y de Industria Alimentaria se sienten satisfechas con la negociación de este tema, ya que, según ellos, en la negociación del tratado se respetaron las exclusiones pedidas.
Para las cámaras son necesarios mecanismos para que este TLC no socave la dinámica de exportación de productos y que puedan generar un intercambio comercial que los haga competir.
“Podemos decir que la gran mayoría de observaciones y solicitudes fueron debidamente atendidas por el equipo negociador, por lo que el tratado por sí mismo no deja al sector en una posición comprometida”, dijo Mario Montero, vicepresidente ejecutivo Cacia.
Comex espera enviar el documento del tratado en junio de este año a la Asamblea Legislativa.

Raquel Rodríguez
[email protected]

Ver comentarios