Depende de sindicatos: Impuesto francés a millonarios
Enviar

Depende de sindicatos: Impuesto francés a millonarios



El éxito del impuesto a los millonarios del presidente francés François Hollande puede depender de lo que consiga que cedan a cambio los sindicatos.La promesa electoral de Hollande de gravar los ingresos de más de 1 millón de euros ($1,29 millones) con un 75% se detallarán cuando se presente el presupuesto 2013 el 28 de septiembre en París.El impuesto podría permitirle obtener concesiones para reducir los costos laborales, que están entre los más altos de Europa, y flexibilizar las condiciones de trabajo.“Hollande tiene que dar algo serio a la izquierda, de modo tal que se diga que vale la pena tener un presidente socialista”, dijo en una entrevista Alex White, un economista de JPMorgan Chase Co. “Si dentro de cinco años hay una reforma estructural seria como contrapartida del impuesto, tal vez a largo plazo resulte positivo”.Empresarios y políticos opositores dicen que el gravamen derivará en una fuga de capital y talento de Francia y agravará el estancamiento económico del país.Sin embargo, ante la caída de su popularidad en las encuestas en momentos en que intenta reducir el déficit presupuestario de Francia, Hollande podría utilizar el impuesto como instrumento para impulsar medidas laborales impopulares.Desde que volvió de sus vacaciones de verano hace seis semanas, Hollande ha prometido reducir el déficit presupuestario de Francia, instrumentar un tratado fiscal europeo y presionar a los sindicatos para que acepten una mayor flexibilidad laboral para fin de año. En ese período, su nivel de popularidad cayó 11 puntos, a 43%, según una encuesta Ifop que se dio a conocer esta semana.Legisladores rebeldes del propio partido de Hollande se oponen a la ratificación del pacto fiscal de límite de déficit de la zona del euro y el presidente enfrenta una convocatoria de la organización sindical CGT a protestar contra la austeridad el 9 de octubre.
El presupuesto presidencial llega en momentos en que la economía lleva tres trimestres sin crecer y el desempleo se encuentra en el nivel más alto en 13 años.Hollande se esfuerza por reducir un déficit presupuestario de más de 30.000 millones para el año próximo.


El descontento en la base política de Hollande ha dado al impuesto a los millonarios una importancia adicional a pesar de que los economistas estiman que recaudará apenas 200 millones de euros de un total de 20.000 millones de euros en aumentos de impuestos.

Bloomberg


Ver comentarios