Enviar
DEBATE: ¿Hay fundamentos para la investigación por dumping en la guerra del atún?

Natasha Cambronero y Karen Retana
[email protected]
[email protected]



Asdrúbal Vásquez
director ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Industria Atunera (CATUN)



En CATUN consideramos que la investigación por dumping solicitada por nuestra asociada Sardimar definitivamente debe continuar. En primer lugar, la investigación debe seguir porque, aunque suene simplista, es la única manera de determinar si hay dumping o no; si lo hay deberá corregirse de inmediato; si no lo hay, se aclaran las dudas y todo sigue con normalidad. En segundo lugar, la investigación debe continuar porque no se ha demostrado hasta el momento ningún error de fondo, que por acción u omisión, Sardimar o el MEIC hayan cometido en el proceso y que comprometa la validez de la investigación que se está desarrollando, por lo tanto, y tal como se ha manifestado anteriormente, los elementos técnicos que debe presentar cada una de las partes involucradas serán los que al final determinen el resultado de la investigación. En tercer lugar, la investigación debe continuar porque será la única manera de que los industriales costarricenses relacionados con la industria del atún, así como con el resto del sector industrial nacional, constaten la capacidad del Estado no solo para abrir los mercados al comercio exterior, sino cuán seguros pueden estar de que al percatarse de prácticas anticompetitivas y desleales, el Estado tenga la capacidad de actuar y corregir con celeridad para no permitir que se afecte la producción nacional, independientemente del ramo del que se trate.
En CATUN nos llama mucho la atención el que haya tanta preocupación y oposición a este proceso por parte de la empresa investigada ya que si realmente se encuentra tan convencida de estar actuando a derecho, todo este asunto debería aclararse con suma facilidad y rapidez.



Lucrecia Brenes
Asesora de Grupo Calvo

No
La solicitud de inicio de esta investigación carecía de los requisitos mínimos que exige el acuerdo antidumping que es una ley internacional que rige esta materia para el inicio de una investigación. El solicitante debe demostrar que existe alguna prueba suficiente de la existencia del dumping y el consecuente daño.
En este caso la solicitud era bastante escueta en estos aspectos.
Para demostrar dumping es necesario realizar una comparación entre el precio de exportación a Costa Rica y el precio de los productos en el mercado de El Salvador y en el de Brasil. Dicha comparación se valió de una metodología a nuestro criterio incorrecta. Una unidad investigadora de Brasil llamada el Departamento de Defensa Comercial de Brasil así como las autoridades del El Salvador se han manifestado en contra.
Claramente la metodología utilizada subestimó el precio de exportación y sobreestimó al que se venden los atunes en el mercado de El Salvador valiéndose de un único precio al mercado salvadoreño vigente en los primeros meses de 2009 al compararlo con uno de exportación promedio de los últimos tres años.
Ese precio en el mercado salvadoreño se conoce como valor normal y es claro que no era representativo ni comparable a los datos utilizados para estimar el precio de exportación.
Con respecto al daño, la solicitud de investigación se valió de datos puntuales de la empresa Sardimar y no realizaba un análisis integral de la totalidad de la industria costarricense.
Calvo ha demostrado que el consumo costarricense de atún ha disminuido en razón de los importantes o grandes incrementos que ha sufrido el precio de este producto en el mercado local en los últimos cuatro años.
Ver comentarios