De pronóstico reservado
Costa Rica y Honduras, el clásico centroamericano, en cuartos de final de la Copa Oro, y como siempre la balanza está muy equilibrada. Archivo/La República
Enviar

De pronóstico reservado

Costa Rica y Honduras llegan en situaciones muy similares a su encuentro de este domingo

Pese a que la historia en la Copa Oro favorece a los catrachos, lo cierto es que Costa Rica y Honduras llegan a la cita de cuartos de final del próximo domingo, en circunstancias muy parecidas.
Ambos hicieron seis puntos en la primera fase producto de dos victorias y una derrota, la cual llegó en el último partido cuando estaban clasificados, solo que

201307182236100.a11.jpg
Costa Rica cayó ante el favorito del torneo, Estados Unidos, y Honduras ante Trinidad Y Tobago, quien en ese juego salvó la clasificación y obtuvo su primer triunfo de la competición. No obstante, se puede decir que el grupo de Honduras fue más competitivo, porque en él, todos tuvieron al menos un triunfo.
Los dos abrieron con victorias claras, de 2 a 0 de Honduras ante Haití y 3 a 0, de la Tricolor frente a Cuba. Luego salvaron por la mínima el segundo encuentro, ante El Salvador 1 a 0, y ante Belice los ticos 1 a 0, para caer ambos en el tercer encuentro cuando ya habían logrado el boleto.
Hondureños y costarricenses quedan nuevamente en el punto de partida para tratar de trascender en esta Copa Oro, en la que ninguno de los dos es favorito para ganarla, pese a lo irregular que está México y a un Estados Unidos todavía lejano de su mejor nivel.
El exfutbolista David Suazo, para el Diario Diez de Honduras, dice “hay que esperar que la Selección tenga un realce en la competencia” y agrega que este partido “nos puede dar la pauta de que Honduras puede dar más”.
Del lado de Costa Rica, mientras Yeltsin Tejeda augura un partido muy diferente a los anteriores, Michael Umaña —duda por lesión— señala a los catrachos como “un rival al que no se le puede perdonar”.
Dos técnicos colombianos, Jorge Luis Pinto y Luis Suárez, cada uno con su estilo y ambos presionados por la prensa deportiva de los respectivos países que no acaban de convencerse sobre el estilo de juego de estas dos selecciones.
Ambos le restaron importancia a su último resultado de derrota. “Ningún partido se quiere perder, pero lo importante es que ya todo está definido y el juego que se podía perder era este”, comentó Suárez al diario La Prensa. por su parte Pinto, fiel a su estilo, dijo a goal.com que está contento con su equipo al que le ve “personalidad y orden táctico”.
Ambos equipos han mostrado poca claridad ofensiva, con respecto a llevar el balón al área rival y buscar definir, y en el caso de la dirigida por Pinto, la Selección depende mucho de la acción en bola muerta en lo ofensivo, aunque hay que reconocerle que en defensa la Tricolor se ha esmerado y ha hecho bien las cosas.
Lo cierto es que ahora en Baltimore estas dos selecciones vuelven a enfrentarse en un partido sin más allá para uno de los dos. Costa Rica ansía la revancha ante su “Bestia Negra” que lo eliminó en la semifinal de la Copa Oro 1991 y en los cuartos de final de los torneos de 2005 y 2011. No obstante, ahora los ticos vienen de ganar los dos últimos encuentros en que se han visto las caras estas dos selecciones, una de ellas, rumbo al Mundial de Brasil (1-0), en junio pasado.

Luis Rojas
[email protected]

Ver comentarios