Enviar

No era infrecuente, antes de Riteve, que muchos acudieran al soborno para obtener rápidas aprobaciones a sus vehículos, aun cuando estos no estuvieran en buenas condiciones
Cuidado con la revisión

El contrato que firmó Riteve cuando ganó la licitación pública que se realizó para otorgar el servicio de revisión técnica periódica para los vehículos automotores, vence en julio de 2012.
El gobierno tiene la potestad, si lo desea, de prorrogarlo por diez años más ya que así está estipulado.
No obstante, en la Asamblea Legislativa existen diferentes posiciones sobre el futuro de este servicio. La propuesta oficialista es otorgar contrato para que lo brinden unas pocas empresas, entre ellas Riteve.
La oposición opina en cambio que hay que permitir que realicen ese trabajo muchos talleres, tal como se hacía antes del contrato con Riteve.
Quizás los muy jóvenes no lo recuerden pero el resto de los costarricenses tenemos muy claro la época en que se llevaba el automóvil, la motocicleta, los buses y otros a pequeños o grandes talleres para que nos indicaran si estaba bien en los aspectos básicos a revisar o si debíamos llevarlo al taller a reparar y volver luego por el documento que nos permitiría circular sin problemas.
No era infrecuente en aquel entonces que muchos acudieran al soborno para verse favorecidos con rápidas aprobaciones a sus vehículos aun cuando estos no estuvieran en buenas condiciones.
Por otra parte, también se podía dar una confluencia de intereses porque quien fuera dueño de uno de esos talleres de revisión técnica también podría tener un taller mecánico donde se hacían las reparaciones.
Fue una época de gran opacidad en el manejo de todo esto y muchísimos costarricenses eran testigos de lo que ocurría.
Quizás por eso cuando se firmó contrato con Riteve quienes gustan de la transparencia y de las cosas bien hechas sintieron que todo iba a funcionar bien de ahí en adelante.
Hoy que nos encontramos nuevamente ante la situación de tomar decisiones al respecto, no debemos olvidar que en los diez años de operación de Riteve, probablemente gracias a esa revisión, entre otros factores, han bajado en el país tanto los accidentes de tránsito como la contaminación ambiental.
Por otra parte, en época de tanta inseguridad como la actual, es importante la contribución que Riteve hace comparando el número del motor de los vehículos que revisa, con el que aparece en el documento de propiedad del mismo, comunicando al Organismo de Investigación Judicial cuando estos no coinciden.
El actual Riteve, por otra parte, no es juez y parte. Esta empresa solo se ocupa de la revisión técnica ya que no posee talleres mecánicos donde puedan hacerse las reparaciones.
Todo un tema para pensarlo con prudencia. Algo que, en términos generales ha funcionado bien… ¿para qué cambiarlo?




Ver comentarios