Logo La República

Viernes, 14 de diciembre de 2018



MAGAZINE


Cuándo un trabajo se vuelve tóxico

Melissa González [email protected] | Lunes 15 octubre, 2007



Cuándo un trabajo se vuelve tóxico

Existen diferentes factores que pueden hacer que un trabajo, lejos de ser un lugar para crecer, sea un espacio negativo que limita el desarrollo

Melissa González
[email protected]  

Cuando una persona busca un trabajo se supone que debe cumplir con dos importantes objetivos: satisfacer sus necesidades económicas y, no menos importante, obtener un desarrollo personal y profesional.
Esto sería lo ideal; sin embargo, muchas veces el ambiente laboral se puede convertir en algo tóxico, tanto que llega a influir de forma negativa en su vida en general.
“Muchos de los problemas se presentan cuando uno no tiene claros los objetivos que quiere lograr en el trabajo, o cuando uno se está desempeñando en una labor que no le da beneficios”, expresó el psicólogo Juan Garita. En este caso la fuente principal es el mismo empleado.
“En un mundo ideal, las personas tendrían claro el conjunto de fortalezas y debilidades con las que cuentan. Este autoconocimiento les permitiría ubicarse en las ramas profesionales acordes con sus gustos y posibilidades”, expresó Marisol Fernández, especialista en recursos humanos.
“Cuando algo atenta contra su naturaleza surge la enfermedad que en este caso se traduce en un empleado desmotivado; puede enfermarse él y enfermar el ambiente laboral también”, agregó Fernández.
“Usualmente cuando el trabajo se vuelve una carga insostenible el cuerpo da las primeras señales como dolor de cabeza y cansancio”, expresó Garita.
Posteriormente se verá reflejado a nivel social como tensión con la familia, sentimientos de frustración y constante insatisfacción.
Esto podría prevenirse mediante la detección temprana en la fase de reclutamiento y utilizando ya sea entrevistas o pruebas psicográficas hechas por recursos humanos.
“Eventualmente la decisión es no contratar al candidato, o tomarlo en cuenta en otras vacantes más afines a sus competencias, si la persona ya está incorporada a la empresa”, comentó Fernández.
Como empleado, lo correcto y lo más honesto es hacer una autorreflexión y tomar una decisión que le haga recuperar o encontrar lo que le guste hacer.


Otras fuentes

Existen diferentes factores que pueden influir en el ambiente negativo de su empresa:

1. La gerencia

• Cuando equipo gerencial no tiene credibilidad ante sus empleados
La gerencia no promueve el respeto o un ambiente laboral donde los empleados tengan confianza.
Recomendación: la gerencia debe empezar por sí misma cuando se hable de la institucionalización de valores, pues es mucho más efectivo lo que los empleados perciben de sus líderes que lo que esté escrito en papel.

• La gerencia no es consecuente entre lo que dice y hace
El empleado pierde confianza en los líderes y por ende en el rumbo de la compañía y en sus metas organizacionales.
Recomendación: que la comunicación con los empleados sea lo más transparente y sincera posible, de lo contrario, estarían jugando con las expectativas del personal.

• La gerencia no tiene las competencias necesarias para ser jefes
Suele ocurrir que, como humanos que son, se hacen nombramientos erróneos de gente que no tiene la capacidad para llevar adelante un departamento o compañía.
Recomendación: enmendar el error, ya sea con un plan de capacitación intensivo o con la destitución de la persona en cuestión.


2. El ambiente laboral

• Las relaciones en el trabajo son muy fáciles de fracturar
Las actitudes de algunos compañeros son fácilmente malinterpretadas por otros que inconscientemente guardan resentimientos en vez de ser asertivos y manejar el conflicto. Esto puede traer como resultado renuncias de empleados porque el ambiente se hizo insoportable.
Recomendación: actuar preventivamente mediante cursos de capacitación que doten al personal de técnicas efectivas de comunicación que incluyan la tolerancia.

Fuente: Marisol Fernández, especialista en recursos humanos



Relájese y solucione su situación

Si usted desea dar un giro a su trabajo y convertirlo en un lugar positivo, puede seguir estos consejos:

• Hable con su jefe y busque una solución orientada al diálogo.
• Realizar 15 minutos de yoga o pilates, reduce el estrés e incrementa la concentración y claridad mental.
• Un masaje, la meditación y una visión positiva puede ayudarlo a reducir el estrés, a remover toxinas del cuerpo y a dormir.
• Tomar un descanso es una decisión inteligente, no se sienta culpable de tomar un día libre para poner su vida en balance.
• Una buena nutrición es también fundamental para tener más energía, prevenir enfermedades y minimizar las consecuencias del estrés.
• Las plantas mejoran la calidad del aire en ambientes internos y también se ha mostrado que inducen energía positiva.
• Dentro del área de trabajo también es importante contar con ventilación, abrir las ventanas y dejar que entre aire fresco, si en su trabajo no hay muchas ventanas puede optar por purificadores de aire o aromaterapia.
• Por último, no subestime el impacto de la psicología del color, utilice verdes y azules para crear una sensación de tranquilidad.

Fuente: http://hotjobs.yahoo.com/careertools