Cruz pone fin a tregua con Trump durante el debate antes de Iowa
Enviar

La larga e incómoda tregua entre los favoritos anti-establishment, Donald Trump y Ted Cruz, voló por el aire en el debate republicano este jueves, en tanto los dos hombres que luchan por el primer lugar en las primarias de Iowa se atacaron recíprocamente por el derecho de Cruz a ser presidente.

Trump planteó en estos días la cuestión del nacimiento de Cruz en Canadá de madre estadounidense –reconociendo que lo hizo en momentos en que Cruz se fortaleció en las encuestas- y Cruz lo acusó de conveniencia política.

“Desde septiembre, la Constitución no cambió”, dijo Cruz en el foro emitido por Fox Business Network. “Pero los números de las encuestas sí”.

Fue sin lugar a dudas el intercambio más agudo de la noche –y un punto de desacuerdo infrecuente entre los siete hombres que estaban en el escenario- que pasaron el resto del debate atacando al presidente Barack Obama y no atacándose entre sí. Al hacerlo, dejaron su posición a la salida del debate prácticamente igual que al entrar: Trump y Cruz pelean por el título de favorito en la contienda de Iowa el 1° de febrero, en tanto el fuerte desempeño del senador por Florida, Marco Rubio, lo mantuvo como el rival del establishment más probable para la nominación pero en un tercer puesto distante.

Ciudadanía de Cruz

Fue sin duda el principal acontecimiento en el debate en North Charleston, Carolina del Sur –Trump vs. Cruz- para establecer si el senador por Texas puede ser presidente. Para los espectadores de las primarias republicanas que tratan de decidir entre ellos, el diálogo no resultó decepcionante.

En los últimos días, Trump –que en una oportunidad preguntó si Obama había nacido en Hawái- ha planteado que Cruz podría no cumplir con el requisito constitucional de que el presidente sea “ciudadano natural por nacimiento”. Trump dijo simplemente que quería ahorrar al partido las consecuencias de designar a Cruz para presidente –o inclusive ser, quizá, compañero de fórmula como vicepresidente del propio Trump- para luego verse pateado de la elección.

Trump dijo que si bien él personalmente no consideraba que el nacimiento de Cruz fuera un problema, estaba seguro de que los demócratas presentarían una demanda.

“La amenaza es grande, hay una gran incógnita. Y no se le puede hacer eso al partido”.

También invocó en reiteradas oportunidades a Laurence Tribe, profesor de derecho de Cruz en Harvard, quien ha escrito que el senador podría no estar en condiciones de ser candidato.

Cruz no estuvo de acuerdo.

El hecho de que su madre fuera ciudadana estadounidense, ha dicho Cruz, y que él recibiera de inmediato la ciudadanía estadounidense satisface cualesquiera dudas sobre el tema, y sostuvo que las motivaciones de Trump eran políticas.

Intensificó esa defensa el jueves, señalando que Trump había dicho en septiembre que consideraba que Cruz podía ser presidente. También señaló que John McCain, el candidato del Partido Republicano (GOP) en 2008, y George Romney, el gobernador de Michigan –y padre del candidato de 2012, Mitt Romney- que fue candidato a presidente, habían nacido ambos en el exterior.

Y cruz rechazó a Tribe como partidista –señalando que apoya la candidatura de Hillary Clinton- y dijo que no había ninguna probabilidad de “que en esta área avanzara un litigio y tuviera éxito”.

Ver comentarios