Enviar

Costa Rica tiene mucho camino andado y posibilidad de lograr ese equilibrio tan conveniente entre crecimiento económico y social


Crecimiento económico y social es posible

¿Tiene posibilidades Costa Rica de caminar hacia un desarrollo inteligente que permita tanto el crecimiento económico como la atención de factores esenciales para la población, que garanticen la paz social? Creemos que sí.
Al margen de las causas del contexto internacional que, según un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), debido al aumento en la desigualdad, ha devuelto el mundo a los niveles de la época de la II Guerra Mundial, la política interna de cada país, como lo hemos dicho en otra ocasión en este espacio, tiene mucho que hacer para contrarrestar esta situación.
La política interna reviste gran importancia y tiene en sus manos redirigir la distribución de la riqueza en los países mediante la legislación fiscal y la de acceso a sanidad y educación, asegura el PNUD.
Si partimos de esta afirmación, Costa Rica tiene mucho camino andado y posibilidad de lograr ese equilibrio tan conveniente entre crecimiento económico y social.
Nuestra economía se ha visto favorecida, para poder crecer, con el aumento de una apertura comercial que de por sí el país ya tenía en buena medida, pero que se incrementó con tratados de libre comercio.
En este sentido, quizás bastaría con decisión política para eliminar trabas innecesarias y burocracia desmedida. Podría entonces surgir empleo en el sector privado. El aparato estatal mientras tanto debe ponerse a funcionar con transparencia y eficiencia, evitando riesgos y lentitud que se traduce en pérdida de tiempo y dinero.
Por otro lado, para el crecimiento social, existen ya instituciones que podrían garantizar buena sanidad pública universal, así como educación pública de alta calidad, mediante su reforzamiento y actualización sin necesidad de cambios en la legislación. Dos aspectos indispensables para que el país avance.
Otras entidades del Estado, por el contrario, deberían ser revisadas para evitar duplicación de funciones y desperdicio de recurso humano y económico.
Un movimiento horizontal de plazas públicas de instituciones en donde no hacen falta hacia otras donde se necesitan más, es uno de los muchos cambios que se requieren para asegurar que Costa Rica vaya por el buen camino que al inicio mencionábamos.
 


Ver comentarios