Crecimiento económico no es solo por “Impulso”
La mejoría es visible. Cuando se gestó “Impulso”, la economía crecía un 2% al mes, en promedio. En la actualidad, el crecimiento mensual supera el 4%, dijo Luis Guillermo Solís, en cadena de televisión antenoche. Gerson Vargas/La República
Enviar

El presidente Luis Guillermo Solís y el vicepresidente Helio Fallas dieron el informe del primer año del programa “Impulso” el domingo  por la noche.{l1}desenganche_entre_crecimiento_economico_y_empleo{/l1}

El informe indicó que gracias a las acciones tomadas la economía crece por encima del 4%.

El Gobierno lanzó esta iniciativa con el objetivo de acelerar y recuperar la economía del país, además de crear más y mejores empleos en un corto plazo.
“Con ‘Impulso’ agilizamos el uso de los recursos para construir obras públicas; rebajamos las tasas de interés para los préstamos de familias y sectores productivos; hemos reducido los trámites para favorecer a emprendedores; facilitamos más recursos a pequeños productores por medio de Banca para el Desarrollo; sacamos de la quiebra el Programa de Abastecimiento Institucional del CNP e incorporamos a agro empresas de micro, pequeños y medianos productores para colocar sus productos”, dijo Luis Guillermo Solís, presidente de la República.
Aunque las cifras estadísticas son correctas, no todas se reflejan en los indicadores sociales, incluso algunas no son efecto de “Impulso” en su totalidad, ya que se dieron por otras circunstancias o acciones de otras instituciones.
Así, la actividad económica y la producción nacional crecen a un 4%, pero esto no se ve reflejado en los indicadores de pobreza y desempleo que continúan siendo los mismos de años anteriores.
Asimismo, el sector que más impulsa la economía son las zonas francas, que aunque representa unos 85 mil empleos hoy, no podría contratar a la mayoría de personas no calificadas que están desempleados.{l2}observe_con_atencion_los_datos_de_crecimiento_en_sus_inversiones{/l2}
En cuanto a recursos para obras públicas, aunque las autoridades indican que para el segundo semestre de este año esperan ejecutar $400 millones de préstamos internacionales, no existe ninguna obra prioritaria que se encuentre lista para empezar, ni la ruta San José-San Ramón, ni la remodelación de la pista a Cartago, o la ruta 32.
La única obra que construye el gobierno es el acceso a la terminal de contenedores de Moín, como parte del contrato con APM Terminals.
En cuanto a la tasa de interés, la Tasa Básica Pasiva ha caído rápido, debido al cambio en la metodología de cálculo que sufrió en febrero pasado.
Aun cuando esto puede ser en coordinación con el Gobierno, el Banco Central es un órgano independiente, ajeno a las decisiones del Poder Ejecutivo.
Así, las tasas de interés caen para aquellos tomadores de nuevos créditos en colones, o para los que ya están en el tiempo de tasa variable, pero no para todos.
Los deudores que están en el periodo de tasa fija (primeros cinco años en promedio de un crédito hipotecario y dos en uno prendario), no ven disminuido el pago de sus cuotas.
De igual forma, la mayoría de entidades financieras tienen tasas piso en los créditos, relacionadas con el costo de las operaciones, por lo que una mayor disminución, no significa un beneficio directo para el consumidor.
Por otro lado, para los inversionistas, esto ha significado una baja en sus rendimientos, ya que al disminuir las tasas, las entidades financieras pagan menos por sus certificados de inversión. Esto incluso a pesar de que la inflación es baja, algo que era igual hace un año.
Entre los puntos positivos que ha generado “Impulso”, se encuentran las mejoras en las solicitudes de permisos, y registros sanitarios para nuevos productos han mejorado considerablemente.
Asimismo, la simplificación de los trámites bancarios ha permitido la apertura de cerca de 500 mil nuevas cuentas de ahorro en el país, por medio de las Cuentas de Expediente Simplificado.


CRECEMOS POR ZONAS FRANCAS


El crecimiento económico se ve impulsado por las zonas francas, no directamente por la economía nacional.


201610241906520.rec-1.gif


¿IMPULSO?


La pobreza y el desempleo siguen con los mismos números, lo que hace indicar que aunque exista un mejor crecimiento económico, eso no se ve reflejado en los indicadores sociales.

201610241906520.rec-2.gif

Elaboración de Javier Adelfang


NO TAN POSITIVO


Datos no tan positivos como los que indica el Gobierno, es lo que ven varios especialistas

Edna Camacho

Presidente
Academia de Centroamérica

El crecimiento de la producción fuera de zonas francas se ha estancado en un nivel relativamente bajo durante los últimos dos años.
De hecho, el repunte ha sido solamente de algunas actividades específica, como el sector agropecuario, venta de vehículos, telecomunicaciones, turismo, servicios financieros y electricidad.
El crecimiento más alto de algunas actividades económicas podría estar respondiendo a la caída en las tasas de interés, como es el caso de la venta de vehículos y los servicios financieros.
Pero el resto obedece principalmente a condiciones externas como es la caída en el precio de las materias primas y petróleo, lo cual ha aumentado el poder adquisitivo de las familias y, por ende, el consumo interno.
Preocupa mucho también el estancamiento del nivel de desempleo sobre todo porque ha tendido a crecer en la población más joven.
Pareciera, entonces, que el repunte de la economía no ha logrado generar suficientes puestos de trabajo para la población o que, de generarlos, se topa con una oferta laboral que no crece suficiente en las áreas que se demandan. Aquí nos enfrentamos no solo a un tema coyuntural sino a uno de largo plazo.

Francisco Gamboa

Director ejecutivo
Cámara de Industrias

Sobre el crecimiento económico, para el sector manufacturero, buena parte del dinamismo durante el primer semestre de este año obedeció a un efecto rebote al compararse con tasas que venían a la baja en el primer semestre de 2015.
Además, que a partir del mes de julio ya se percibe una reducción en la tasa de crecimiento interanual el Índice Mensual de Actividad Manufacturera, donde el dinamismo se concentra en ciertas actividades realizadas por empresas en el Régimen de Zona Franca y el crecimiento de la producción manufacturera no está teniendo como efecto un aumento significativo en el empleo.
Reconocemos que varias de las medidas del Programa “Impulso” se ejecutaron satisfactoriamente, pero las mismas deben acompañarse de pasos gigantes en otros temas no contemplados, para generar un crecimiento sostenido y generador de empleo.
Es fundamental acelerar la construcción de infraestructura pública, disminuir las tarifas de energía, facilitar el comercio en los puestos fronterizos, simplificar y racionalizar todos los trámites y aprobar la educación dual, entre otros.

Fabio Masís

Director ejecutivo
Unión de Cámaras

Analizando los resultados de nuestra Encuesta Trimestral de Negocios “Pulso Empresarial”, así como la tendencia que demuestran otros sondeos, tales como el Índice de Confianza del Consumidor (ICC), calculado por la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica (UCR), que refleja un deterioro en este 2016, no se vislumbra una mejora en la economía, pues la confianza de los empresarios permanece estancada desde inicios de 2014. Temas como nuevas interpretaciones en Hacienda, exceso de requisitos y alta tasa de desempleo, entre otros, no permite pensar en un mejor escenario en el corto plazo.

 



Ver comentarios