Enviar
Probabilidad de que el conflicto fronterizo se amplíe es baja
COSTA RICA VS. NICARAGUA:  OPCIONES PACIFICAS… Y MAS
La disputa con Nicaragua estimula debate acerca de la defensa nacional
Es poco probable que escalen las iniciativas militares de Managua, en la frontera noreste de Costa Rica.
Al mismo tiempo, la disputa con Nicaragua le enseña a este país que debe considerar seriamente sus opciones de auto-defensa.
La reciente incursión de las fuerzas de Nicaragua en un fragmento del territorio de Costa Rica tiene sentido, como reacción al anuncio en julio pasado, de que el país había accedido a que las fuerzas navales y marinas de Estados Unidos utilizaran en cualquier momento sus instalaciones portuarias.
La explicación de que el acuerdo forma parte de un esfuerzo conjunto para combatir el narcotráfico es sin duda cierta.
Sin embargo, Nicaragua podría fácilmente interpretar que existe otra razón para esta decisión.
Daniel Ortega quiere ser reelegido como presidente en noviembre de 2011, por lo que se enfrenta a la oposición de diversos grupos.
Una solicitud de apoyo por parte de los opositores, en razón de que la administración de Ortega los esté reprimiendo, podría servir de pretexto para una respuesta armada de Estados Unidos.
Una intervención de este tipo en Nicaragua sería poco probable, ya que el Ejército de Estados Unidos tiene bastante que hacer en Afganistán e Irak, mientras continúa el debate sobre una posible represalia contra Irán, a fin de evitar que Teherán desarrolle armas nucleares.
Por otro lado, el apoyo estadounidense a los opositores al régimen de Ortega no se puede descartar, por lo menos desde la perspectiva de Managua.
El Gobierno nicaragüense también puede ver el acuerdo Costa Rica-Estados Unidos como parte de una estrategia mayor, dado que Ortega es firme aliado del presidente venezolano Hugo Chávez, quien enfrenta una fuerte presencia militar de Estados Unidos en Colombia.
En este caso, una apelación al patriotismo nicaragüense, sobre la base de una reclamación de territorio supuestamente perdido, podría a su vez transformar a Ortega en héroe nacional, al tiempo que debilita la oposición a sus aspiraciones de reelegirse.
Dado que la pretensión actual nicaragüense solo se refiere a una franjita de tierra, es baja la probabilidad de una respuesta agresiva por parte de Costa Rica, con o sin el apoyo de Estados Unidos u otro país.
Por otra parte, Costa Rica no tiene ninguna garantía de que las reivindicaciones territoriales de Nicaragua sean limitadas, en cuyo caso debe considerar lo que tendría que hacer, ante la eventualidad de que las circunstancias cambien.

Fred Blaser
Co-Presidente
República Media Group
Ver comentarios