Enviar
Vicecanciller Roverssi propone reunión para el 20 de diciembre
Costa Rica insiste en dialogar con Nicaragua
En cita estarían presentes ministros de Relaciones Exteriores y de Seguridad

Las autoridades diplomáticas del país no bajan los brazos en su esfuerzo por resolver el conflicto con Nicaragua de una manera pacífica.
Ayer Carlos Roverssi, vicecanciller de la República, envió una misiva a Samuel Santos, canciller nicaragüense, en la que propone retomar el diálogo para definir la zona de despeje en la nacional Isla Portillo, en una región conocida popularmente como Isla Calero.
La fecha propuesta por Roverssi es el próximo 20 de diciembre. En la cita en la cual participaría como mediadora una comisión especial de la Organización de los Estados Americanos (OEA) estarían presentes los cancilleres de ambas naciones, así como los ministros de Seguridad.
“Costa Rica propone que esta reunión, en la que simultáneamente estarían retirándose las fuerzas armadas, el personal civil y otros en la zona de Isla Portillo-Isla Calero, se lleve a cabo el 20 de diciembre, en Liberia, Guanacaste, y que cuente con el acompañamiento de la OEA”, reza la carta enviada.
La nota enviada responde a la resolución que se aprobó el martes pasado, en la reunión de cancilleres de las naciones miembro de la OEA. En tal encuentro, dos terceras partes de los presentes volvieron a hacer un llamado para que Nicaragua saque sus tropas de Isla Calero, como ya lo había hecho el Consejo Permanente.
La decisión de retomar los diálogos el 20 de diciembre ahora está en manos del vecino del Norte, quien deberá pronunciarse sobre la misiva remitida por Roverssi.
Entretanto, en el marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático, que se lleva a cabo en Cancún, México, Alfio Piva, vicepresidente de la República, aprovechó para levantar la voz a favor de Costa Rica por la invasión militar de Nicaragua a suelo nacional.
Aprovechando la presencia de varios altos mandos en materia ambiental, Piva denunció los daños ecológicos que tropas y civiles nicas están causando en Isla Calero.
“Un espacio del territorio costarricense ha sido ocupado ilegalmente por tropas de Nicaragua, y personas al servicio de su gobierno han causado daños al humedal allí existente, a su fauna y flora, para abrir un canal artificial. Destruir bosques y humedales aumenta el riesgo y la vulnerabilidad de las poblaciones más pobres”, manifestó Piva.
Desde principios de noviembre, Nicaragua comenzó la ejecución de una serie de trabajos en la margen derecha del río San Juan, dentro del territorio costarricense, con la finalidad de desarrollar dos canales artificiales que en total suman 1,8 kilómetros para cambiar el rumbo natural de este cauce.

Natasha Cambronero
[email protected]
Ver comentarios