Corea del Norte atrae inversores
Enviar
Corea del Norte atrae inversores


Nueva York- Corea del Norte, donde un tercio de la población padece de malnutrición, está atrayendo inversores en bonos que esperan que el país renuncie a su arsenal nuclear a cambio de ayuda de Estados Unidos.
Los bonos en suspensión de pagos de la nación comunista subieron un 36% el año pasado por las esperanzas de que el líder norcoreano, Kim Jong Il, cediera a las presiones estadounidenses y accediera a divulgar los pormenores del programa de armas nucleares de su país, según Exotix Ltd., casa de corretaje con sede en Londres especializada en títulos valores en dificultades. La deuda por $459
millones, de cupón cero, ha subido más de 60% desde que el régimen de Kim probó su primer artefacto nuclear en octubre de 2006.

Es posible que el alza no haya llegado a su fin. Los bonos norcoreanos cotizaban a cerca del 60% del valor nominal en el primer semestre de 1998 por las apuestas a que el país sería absorbido por Corea del Sur, en comparación con un 32% ahora. Estados Unidos dijo la semana anterior que Kim debe presentar una declaración con los detalles de las armas nucleares para marzo a cambio de la ayuda económica.
“Si Corea del Norte cumpliera los requisitos dentro del plazo, eso sería muy favorable para la deuda”, dijo Amir Zada, director auxiliar de Exotix en Nueva York.
La negociación de los bonos de Corea del Norte, que cayeron en suspensión de pagos hace 32 años, es de un promedio de unos $350 millones al año, principalmente por inversores que apuestan a la unificación con Corea del Sur, “o por lo menos a un cambio de régimen”, dijo Florian Schmidt, director de mercados de pasivos asiáticos en ING Bank NV en Singapur, división de la mayor compañía de servicios financieros de los Países Bajos. Cerca de $114 mil millones de obligaciones del Gobierno de Estados Unidos se negocian a diario, según datos compilados por el Departamento del Tesoro estadounidense.
“La deuda es la forma más fácil de apostar a la unificación”, dijo Zada.
“Es una de las últimas jugadas con deuda histórica que quedan. La mayoría d
e los otros países con deuda en suspensión de pagos han hecho recompras o recibido amortizaciones del 100% de la deuda”.
Corea del Norte “afronta unas condiciones económicas terribles” causadas por la escasez de alimentos, combustibles y tractores, según un informe de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos. Un tercio de los norcoreanos están malnutridos, y muchos recurren a comer helechos, bellotas, hierba y algas para sobrevivir, según el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas.
Corea del Norte está en una lista de países que Estados Unidos acusa de patrocinar el terrorismo, lo que limita la ayuda económica que recibe. El producto interno bruto se contrajo en 2006 por vez primera en ocho años, achicándose en 1,1% después de haber aumentado un 3,8% en el 2005, según el banco central surcoreano. El tamaño de su economía es de menos del 3% del de la de Corea del Sur.
La deuda de Corea del Norte cotiza a cerca de 32 centavos por dólar, en comparación con menos de 20 centavos en octubre de 2006, según Exotix. El alza del año pasado fue la segunda mayor del mundo entre los bonos en suspensión de pagos. Los bonos Brady de Costa de Marfil a 3% vencederos en 2018 subieron 55% en 2007, dijo la firma.
La deuda en dólares emitida por los países en vías de desarrollo rindió un 6,4% en 2007, por debajo del 10,6% correspondiente al 2006, según un índice de Merrill Lynch & Co. sobre 189 emisiones.
“El capitalismo llegará al país a la larga”, dijo Winston Wei, socio fundador de la firma Quartersaw Investments LLC, con sede en Nueva York, que gestiona $14 millones y que empezó a comprar deuda norcoreana a 23 centavos en 2006. “Mientras el régimen ha durado más de 50 años contra las expectativas de los escépticos, estamos empezando a ver grietas en el sistema”.
Los inversionistas han tenido pérdidas en ocasiones anteriores negociando deuda de Corea del Norte. El bono cayó a cerca del 25% de su valor nominal cuando la unificación con el Sur no se produjo en 1998 y los mercados emergentes se desplomaron por todo el mundo, según Exotix.

Ver comentarios