Copa Mundial en Qatar está bajo la mira en plena investigación de FIFA
Los fiscales suizos dijeron que habían abierto una causa penal relacionada con el otorgamiento de las ediciones de 2018 y 2022 en Rusia y Qatar, respectivamente. Bloomberg/La República
Enviar

Copa Mundial en Qatar está bajo la mira en plena investigación de FIFA

 Cuando Qatar se presentó como candidato para organizar la Copa Mundial de fútbol en 2022 no esperaba el tipo de atención que está recibiendo en este momento.
Ya bajo ataque por acusaciones de que los trabajadores extranjeros son maltratados en las construcciones de las sedes de la Copa Mundial, el plan por $200 mil millones de Qatar para el evento está siendo objeto de una nueva inspección después de que Estados Unidos dijo que nueve funcionarios del organismo que rige el fútbol mundial, la FIFA, fueron imputados por asociación delictiva y cargos por corrupción.


Los fiscales suizos dijeron que habían “abierto una causa penal” relacionada con el otorgamiento de las ediciones de 2018 y 2022 en Rusia y Qatar, respectivamente.
Los dos gobiernos rechazaron la acusación y FIFA dijo que las sedes no cambiarán. El índice de referencia de Qatar para acciones se encaminaba hacia su mayor caída en casi dos meses.
Qatar “luchará hasta el fin pero no será una pelea fácil”, dijo Ghanem Nuseibeh, fundador de Cornerstone Global Associates, que asesora a clientes en riesgo en Oriente Medio. “Lo que sucedió eleva el riesgo de que la propuesta de Qatar sea más analizada”, dijo.
Financiados con las exportaciones de petróleo y gas, Qatar está construyendo por lo menos ocho estadios nuevos para llevar a cabo el evento deportivo más visto en el planeta.
Se realizan excavaciones en las calles para un sistema de metro y ferrocarril por valor de $35 mil millones, se extienden nuevas autopistas y una ciudad para 200 mil habitantes está erigiéndose al norte de Doha, la capital.
La FIFA otorgó a Qatar, un país del tamaño de Connecticut, aproximadamente, el derecho a organizar el campeonato de fútbol 2022 hace cinco años en una ceremonia en Zurich, superando a Australia, Japón, Corea del Sur y los Estados Unidos.
Qatar, el único candidato a anfitrión que la FIFA calificó como de “alto” riesgo operativo dado que casi todos los centros para el evento debían ser construidos desde cero, gastó más que sus rivales y contrató al exmediocampista francés ganador de la copa, Zinedine Zidane, y al exjugador de Barcelona Josep Guardiola para apoyar su propuesta.
“Los inversores tienen derecho a estar nerviosos con las recientes acusaciones de corrupción”, dijo Tariq Qaqish, gerente de cartera en Al Mal Capital PSC en Dubai. No obstante, dijo que “Qatar continúa siendo fuerte aun sin organizar la Copa Mundial”.
Qatar ha sido criticado en reiteradas oportunidades por grupos de derechos humanos que acusan al reino por la incapacidad del gobierno de mejorar la vida de los trabajadores migrantes.

Bloomberg


Ver comentarios