Enviar
Con Sumo

Carmen Juncos
[email protected]  

¿Y la televisora estatal?

En la industria del entretenimiento los avances tecnológicos mantienen en evolución tanto la oferta como los gustos de los consumidores. En ese juego, avanza muy rápido la pantalla de la computadora sobre la de la televisión, según lo informa la encuesta realizada por IBM Business Value sobre los hábitos de consumidores en relación con los medios de comunicación y de entretenimiento digital.
Una ve que a YouTube, para poner solo un ejemplo, lo usan hoy desde los niños que quieren ver sus fábulas o series preferidas (las reglas contra subir vídeos con copyright no detiene a los que lo hacen), hasta los políticos que saben que ahora deben hacer campaña por esos medios.
Pero al igual que todo, las preferencias del consumidor están determinadas por la cultura y la situación socioeconómica.
En este marco, es interesante analizar la actitud que asumirá la televisión en el país para mantener cautiva a su gente. Tendrá que evolucionar porque los segmentos de población que aún le son fieles podrían moverse lentamente hacia la pantalla de la competencia (la computadora) motivados por la novedad, el enorme atractivo y su grado de popularización.
Seguramente trabajan en esto y es probable que deban explotar mejor las características propias de su naturaleza como las transmisiones en vivo de eventos de interés para diferentes segmentos de la población y programas interactivos, un factor (la interactividad) que ha demostrado su alto valor en la conquista de adeptos para la Red.
Lo que llama la atención es el sorprendente desinterés de los gobiernos por esa valiosa herramienta que debería estar jugando un excepcional papel en el entretenimiento y la educación de los costarricenses, la televisora estatal Canal 13.
Es ella quien debería ir adelante, como lo hacía en sus inicios, con transmisiones en vivo o pregrabadas de alta calidad de actividades interesantes en el panorama nacional y otras a las que no puede acceder, por ejemplo, la población que no viaja (no vídeos turísticos), como ferias de libros, desfiles de modas, centros de investigación científica y una larguísima lista de enorme atractivo para público y patrocinadores.
Ver comentarios