Enviar
Con Sumo
Compras: placer o…

¿Sabe lo que ocurre en su cerebro cuando ve un artículo que le encantaría comprar?
Un estudio hecho por un equipo de investigadores de la Universidad de Standford, de la Carnegie Mellon y del MIT Sloan School of Management, descubrieron que ante la primera impresión, al ver el objeto de su deseo, se activa una zona en su cerebro, “Accumbens”, vinculada con la anticipación de obtener placer. Pero cuando usted ve el precio, si este es muy caro o superior a lo que usted creía, se activan otras áreas, encargadas de las sensaciones de asco o desagrado.
Cuando lo segundo ocurre, se pone en funcionamiento su capacidad de hacer un balance entre pérdidas y ganancias. Pero en algunos de los participantes voluntarios de la investigación, el núcleo “Accumbens” nunca dejó de estar presente con mucha fuerza, identificando al grupo más propenso a comprar. Los otros, en cambio, podían valorar pérdidas y ganancias y tomar una decisión.
Estos estudios también ayudaron a saber por qué muchos al comprar con tarjetas estaban más expuestos a dejarse llevar por el placer activado en “Accumbens”, ya que su cerebro no percibe el gasto como algo inmediato por lo cual no se activan las otras áreas cerebrales que permiten valorar mejor la posible compra. Esto hace que a muchos les gane la fuerza del placer inmediato, aunque luego se arrepientan del gasto.
Quizás tener conocimiento de esto nos convierta en consumidores más concientes, y hagamos las compras deseadas luego de que entren en funcionamiento todas las zonas del cerebro necesarias para que sea ¡una buena compra!

Carmen Juncos
[email protected]

Ver comentarios