Enviar
Compradores hombres superan a las mujeres
Los hombres podrían ser un mejor objetivo porque tienden a hacer grandes compras de una sola vez para terminar más rápido

La moda es el segmento de más rápido crecimiento del comercio online, y está siendo impulsado por un actor atípico: los hombres.
Después de tener que soportar grandes tiendas pensadas fundamentalmente para las mujeres, los hombres utilizan cada vez más sitios web como Bonobos y Thrillist, que ofrecen comodidad y rapidez para hacer las compras.
Y estos sitios están captando un porcentaje creciente del mercado de Estados Unidos de $41 mil millones del comercio electrónico de la moda al brindar servicios como la recomendación de artículos de acuerdo con la personalidad o el envío de baúles de ropa a domicilio para que el cliente pueda elegir.
“Los hombres no detestan la moda, lo que odian es comprar de un modo pensado para mujeres”, dijo Ben Lerer, fundador de Thrillist, que da a los hombres consejos sobre actividades o productos y luego se los vende. “A la generación joven de hombres le encanta comprar, le gusta hablar de sus marcas preferidas y le importa su aspecto”.
Aunque la cuota femenina del mercado de la indumentaria online sigue duplicando a la masculina, el mercado masculino crece velozmente, a un ritmo anual de 13% frente a un 10% en el caso de las mujeres, según NPD Group, servicio de seguimiento de consumidores. Y esa diferencia de crecimiento para muchos está a punto de ampliarse.
“Es un sector del comercio electrónico que las compañías solo ahora comienzan a visualizar”, señaló Joshua Goldman de Norwest Venture Partners, que se especializa en operaciones minoristas.
Las startups de moda online que apuntan al público masculino compiten con marcas consagradas como Banana Republic de Gap Inc. y J Crew Group Inc. por una tajada del mercado del comercio electrónico de la moda.
Frank Oak, sitio para hombres con sede en Montreal que ofrece recomendaciones personalizadas cada mes, informó haber captado inversiones por $5 millones. El sitio comenzó a funcionar en febrero. En agosto, Thrillist recibió $13 millones de capitalistas de riesgo, lo que valúa la compañía en US$150 millones en su primera ronda de financiamiento.
Lerer, fundador de Thrillist, adquirió el sitio de indumentaria JackThreads para sumarse a la tendencia. Ahora, explicó, sus usuarios toman las imágenes de las prendas nuevas y las publican en Twitter, jactándose de recibirlas en la puerta de su casa.
El auge de la moda masculina se produce un par de años después del éxito de las compañías que comenzaron a dar servicio a las mujeres, como Gilt Groupe y Rent the Runway. Los hombres podrían ser un mejor objetivo porque tienden a hacer grandes compras de una sola vez para terminar más rápido, mientras que las mujeres a menudo miran las prendas como diversión y quizá no compren, señaló Jeremy Liew de Lightspeed Venture Partners, que invierte en Bonobos.

Bloomberg
Ver comentarios