Logo La República

Miércoles, 19 de diciembre de 2018



INVERSIONISTA


Competencia para el FMI y el Banco Mundial

Redacción La República [email protected] | Martes 16 octubre, 2007



Competencia para el FMI y el Banco Mundial

El Banco del Sur, organismo que comenzará a operar el año próximo, arrancará con un capital de $7 mil millones

Agustina Cobas
[email protected]  

Luego de varios meses de discusiones y cambios, finalmente los gobiernos de Argentina, Venezuela, Brasil, Bolivia, Ecuador, Paraguay y Uruguay concretaron los aspectos más relevantes de la puesta en marcha del Banco del Sur.
Este organismo, con el que los países firmantes pretenden reducir la dependencia de entidades multilaterales como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial comenzará a funcionar a partir de 2008.
Tradicionalmente las naciones latinoamericanas han recurrido en repetidas ocasiones a solicitar financiamiento a estos organismos, los cuales a cambio de los recursos generalmente exigen el cumplimiento de ciertas políticas para lograr un mejor desempeño económico.
Debido a esto ha habido una creciente tendencia en las naciones de América a desvincularse de estas entidades, de las cuales son miembros, pero la participación que tienen no les permite influir sobre las decisiones que se toman a lo interno de los organismos.
En este sentido, para muchos analistas, la creación de esta institución es reflejo del deterioro de las relaciones entre los países de América del Sur y los organismos multilaterales.
Hasta el momento se han definido aspectos como la sede central del banco, que será Caracas, pero elementos como su dirección, plazo de capitalización y consejo de administración, serán resueltos en los próximos 60 días, plazo establecido en la firma del acta constitucional, la semana pasada.
El organismo iniciaría operaciones con un capital inicial de $7 mil millones, proveniente de las reservas monetarias internacionales de cada uno de los países miembros, según Bloomberg.
Además de la central, el organismo tendrá sedes regionales, en Buenos Aires y La Paz.
El monto que cada país aportará al banco y la forma en que estos aportes se irán incrementando serán definidos en las próximas reuniones.
Además, se estableció que todas las naciones tendrán el mismo voto en la junta directiva del banco.
Por otra parte, existe la posibilidad de que otros países decidan formar parte de la iniciativa. Concretamente, se está a la espera de que Chile, Perú, Colombia, Suriname y Guyana anuncien si tienen interés o no en unirse al organismo.