Compañías europeas inquietas por crisis griega
Enviar
Compañías europeas inquietas por crisis griega

Las disputas por el futuro de Grecia en la zona euro podrían llevar a la economía de Europa a la recesión y reducir la capacidad de las compañías para competir en el ámbito internacional, según los ejecutivos de algunas de las mayores empresas de la región.
“Hay razones legítimas para estar preocupados”, dijo ayer Alexey Mordashov, máximo responsable ejecutivo de la segunda acería de Rusia, OAO Severstal, en una entrevista en Cannes, Francia, donde los mandatarios del Grupo de los 20 se han reunido esta semana. “Prevemos que esto debilitará el crecimiento en Europa”.

La crisis financiera europea se profundizó ayer en tanto el Banco Central Europeo sorpresivamente bajó las tasas de interés y su presidente, Mario Draghi, dijo que la región se encamina a una leve recesión. Los dirigentes políticos plantearon la perspectiva de que la zona euro se disgregue conforme el gobierno de Grecia estaba cada vez más cerca de caer. Los ministros de economía participaron en una cumbre paralela en la ciudad turística del sur de Francia para hablar de la competitividad y el crecimiento económico. En esta, predominaron las preguntas sobre Grecia y el futuro del euro.
“Tendríamos que prepararnos para un crecimiento económico más lento y quizá incluso para una leve recesión en Europa”, expresó Peter Voser, máximo responsable ejecutivo de Royal Dutch Shell Plc, la mayor compañía petrolera de Europa, en una entrevista en Cannes. “Necesitamos una solución rápida y después afrontaremos las consecuencias. Desde la perspectiva empresarial, si esto se prolonga demasiado, con tanta incertidumbre, las inversiones se verán demoradas”.
Bayerische Motoren Werke AG ya incluye en sus planes un crecimiento económico más lento para el año que viene y posiblemente una recesión que podría llevar al mayor fabricante mundial de vehículos de lujo a reducir la producción, explicó el director de finanzas, Friedrich Eichiner, en una llamada en conferencia sobre ganancias que tuvo lugar ayer.
El crecimiento de las automotrices de alta gama se ha desacelerado con respecto al ritmo récord de la primera mitad del año debido a que la crisis de la deuda europea inquieta a los consumidores. Daimler AG, fabricante de Mercedes-Benz, el mes pasado informó la primera caída de utilidades desde el tercer trimestre de 2009, motivada por la carga que implican los gastos de los nuevos modelos.
“El problema que vemos es que la crisis de deuda amenaza con inquietar a los consumidores, y los consumidores que no se sienten confiados no compran autos de lujo”, señaló Eichiner. “Ya estamos viendo indicios de debilidad en el sur de Europa”.
El euro cayó después que el BCE recortó su tasa de interés de referencia ayer y eliminó sus pérdidas luego de que el primer ministro griego, George Papandreou, indicara que no convocaría a un referéndum sobre el plan de rescate. La volatilidad del mercado monetario podría llevar a los bancos a suspender los préstamos para los desarrolladores, apuntó el máximo responsable de Vestas Wind Systems A/S, Ditlev Engel, el 2 de noviembre. Vestas es el mayor fabricante mundial de turbinas eólicas.

Bloomberg

Ver comentarios