Enviar
Con Sumo
¿Comodidad o fastidio?

Carmen Juncos
[email protected]

Se ha desatado una lucha comercial con la aparición del Kindler DX, de Amazon, el dispositivo electrónico que permitirá leer la prensa y los libros sin estar conectados a una computadora. Por eso vuelvo sobre el tema. La batalla debe arrojar ganancias sobre los consumidores.
La pugna está entre que los editores de conocidos periódicos le cedan sus derechos a Amazon para que los suscriptores lean esos diarios en el Kindler o que esos medios se decidan a competir mediante dispositivos electrónicos propios, en cuya fabricación parece que ya trabajan algunos. Lo que nos interesa es ver quién ofrecerá mejor calidad de lectura y a qué precio.
Podremos leer los diarios en papel, en el iPod para libros, o en la computadora. La diferencia en el caso del Kindler es que no se necesitará estar conectado a una computadora para ello. Si usted tiene uno ($400 mediante) puede acceder a la prensa mundial (o a un libro por $10), en cualquier lugar en que se encuentre y haya conexión.
¿Cómo será el consumo entonces? ¿Mediante solo un celular que nos permita acceso a la red y a toda comunicación o habrá que agregar un Kindler para la prensa y los libros? Porque… sin contar a los que aún por mucho tiempo preferirán la experiencia en papel, leer en “tamaño celular”, algo más que unos mensajitos, puede causar mucho fastidio y tener que conectarse por medio de la computadora todas las veces tampoco es tan cómodo. Claro, habrá que ver con qué rapidez carga el Kindler y si su lectura no cansa mucho la vista.
Lo innegable es que, más allá de los cambios o sumas en el soporte, la prensa y los libros seguirán gozando de buena salud.
Ver comentarios