Tener un plan de sucesión en la cabeza de su empresa familiar es algo saludable para la supervivencia y eficiencia de las organizaciones.
En el país, cerca de un 90% de las empresas le pertenece a familiares, integradas por incluso cuatro generaciones, que conforme pasan los años, están más cercanas a la sucesión del poder y manejo de la empresa.
La forma más consensuada de hacerlo es por medio de un Consejo Familiar, donde todos los interesados se reúnan y de esta forma puedan dar una dirección a su representante en la junta directiva de la empresa, que en muchas ocasiones es el presidente.
Tener un plan claro sobre quién debería ser el sucesor de esa cabeza administrativa y operativa es algo que debe hacerse con bastante anticipación al retiro, en otras palabras, debe existir un plan de sucesión empresarial.
Con el plan, la persona que ya dentro de la familia se conoce como el sucesor en el poder, puede irse preparando y entendiendo sobre el manejo de la empresa, esto para que cuando se dé la transición no sea un golpe dentro de los planes de la organización y su funcionalidad.

Ver comentarios

Notas Anteriores

Viernes 04 Marzo, 2016

Buen momento para comprar carro

Hasta el próximo 13 de marzo verá en los periódicos, radios y televisión las mejores ofertas para comprar un carro nuevo, con planes de ...