Comienzan avatares en el MOPT
Enviar

Corresponde al actual gobierno demostrar que no es cambiar por cambiar en el MOPT. Que se necesita modificar todo lo que funciona mal y demostrar con los hechos que la transformación da los resultados que todos deseamos


Comienzan avatares en el MOPT

Cambios importantes en el MOPT podrían dar buenos resultados si se convierte en realidad lo que hoy el gobierno anuncia y se logra el apoyo del Congreso.
Sin embargo, ante la larga experiencia de mantener entidades como Conavi y Cosevi, sin ver los buenos resultados esperados, algunos piensan que podría tratarse solamente de un cambio de nombres.


No obstante, de concretarse lo que dice el gobierno podría ser algo positivo. Se trata de una verdadera mudanza para lograr que un nuevo instituto de infraestructura desarrolle las obras que el país necesita con mayor celeridad, ha dicho a este medio Luis Gerardo Porras, viceministro de Reformas y Proyectos del MOPT.
Celeridad, mayor responsabilidad, controles y transparencia, podría significar mucho para una Costa Rica tan urgida de todo eso.
No solo es necesaria una nueva estrategia de trabajo; se necesita que sea acertada y que contenga un buen sistema de controles de eficiencia y rendimiento de cuentas por objetivos.
Hay preocupación en algunos funcionarios de las mencionadas instituciones quienes temen perder su puesto. No debería ser así.
La nueva estrategia de trabajo es necesaria puesto que los años de deficiente funcionamiento así lo indican. Gobiernos anteriores debieron tomar medidas en ese sentido.
Pero por otra parte, quien tenga buena actitud y flexibilidad para adaptarse a las nuevas reglas del juego, demostrando voluntad y eficiencia, no debería preocuparse porque ese es el personal que se necesita para que una institución sea eficaz.
Trazar los planes y estrategias es obligación de los altos jerarcas, pero estos deberán asegurarse de tener mandos medios comprometidos con el cumplimiento de su deber.
Necesitamos mucho este tipo de medidas no solo en el MOPT. Los costarricenses lo vienen pidiendo casi como un ruego desde hace muchos años y lo exigieron —al estilo tico— en las urnas electorales.
Ahora corresponde al actual gobierno demostrar que no es cambiar por cambiar. Que se necesita modificar todo lo que funciona mal y demostrar con los hechos que la transformación da los resultados que todos deseamos.
El modelo de concesiones, por ejemplo, nada tiene de malo si los contratos que se firman benefician al país. Pero esto hay que demostrarlo en la práctica, dar seguimiento al ritmo y calidad de las obras y exhibir total transparencia.
Aun si no se trata de una concesión, cualquier tipo de obra puede resultar un desastre para el país, si no hay seguimiento, controles y responsabilidades claras. Igual pueden usarse mal o desviarse fondos públicos o entregar malas obras.
La llave para abrir la puerta del cambio positivo la tienen los jerarcas y sus mandos medios, si el Congreso aprueba lo relacionado con la ley.
 


Ver comentarios