Enviar
El comportamiento de los consumidores ha venido mejorando y si bien aún le falta, está mejor que hace un año
Comercio esperanzado con fin de año
Dinámica estará marcada por promociones y estrategias de precio para atraer a un consumidor más cuidadoso con el costo

Mejor que el año anterior pero sin ventas espectaculares. Ese sería el pronóstico de analistas económicos y comerciantes con respecto al movimiento que esperan para las vísperas navideñas.
Por ello, los comercios alistan una estrategia de diferenciación; otros, programas de lealtad, y el que más éxito ha tenido hasta el momento es el de precios.
Este último ha sido destacable en lo que va del año, porque el consumidor adquirió una mayor sensibilidad ante el tema precio; y al percibir que los costos bajan, es más fácil motivarlo a comprar; más que programas de lealtad u otros incentivos.
La economía no está recuperada, aunque hay signos que indican que se va hacia ello.
De igual forma, la confianza del consumidor viene en una constante mejora que argumenta la esperanza de mayor movimiento a final de año; pero aún no se respira el optimismo que hubo a finales de 2006 y 2007.
Por ejemplo, en agosto del año anterior, la confianza del consumidor era de 31,6 puntos, este año es de 41 y con posibilidades de aumentar; de acuerdo con la XXIII Encuesta de Confianza del Consumidor.
Los factores macroeconómicos que explican la pérdida al miedo de comprar son la baja en la inflación, la estabilidad en el precio de los combustibles y la aplicación de estrategias empresariales para incentivar al comprador.
La recuperación incluso está llegando a los sectores más sensibles, como lo son el entretenimiento y los restaurantes, los cuales ya logran estabilidad en la cantidad de comensales.
La posibilidad de mejora es mayor en los sectores básicos como ropa, alimentación e incluso aparatos electrónicos. Contrario sucede con bienes duraderos o cualquiera que requiere financiamiento, porque los consumidores no quieren adquirir compromisos económicos de largo plazo.
En algunos comercios reconocen que el año pasado el comercio en general del país tuvo cierta disminución pues el consumidor fue un poco más conservador en sus compras, debido a la crisis que recién comenzaba a finales del año pasado.
Sin embargo, en Grupo Roble que maneja los centros comerciales Multiplaza del Este y Escazú, las expectativas son positivas, pues observan más confianza en el entorno económico que desde ya se está percibiendo en el país y también en el exterior.
“Desde junio venimos detectando una recuperación importante la cual esperamos se vea reforzada para finales de año con el apoyo de las estrategias de mercadeo que desde hace varios meses planeamos así como la iniciativa de nuestros comerciantes”, comentó Elisa Rojas, gerente de Mercadeo de Grupo Roble.
En el Real Cariari por su parte, han sentido en el transcurso del año una baja en la afluencia de personas y por ende de las ventas en su centro comercial.
Sin embargo, tienen la esperanza de que a partir de noviembre la temporada que inicia la Navidad la situación mejore, comentó Ivania Fumero, gerente general del Real Cariari.
LA REPUBLICA procuró obtener el punto de vista de los representantes de Terramall. Sin embargo, Anabelle Granados administradora del centro comercial se encontraba fuera de su oficina por lo que no hubo respuesta a las consultas



Karen Retana y Daniel Chacón
[email protected]
[email protected]
Ver comentarios