Enviar
Aprobación de Convenio Marco para el Control del Tabaco trae nuevas medidas de regulación nacional
Comercio enfrentará reglas contra fumado

• Ley entrará en vigor dentro de 90 días y buscará reducir el consumo de cigarros.


Pablo Mora
[email protected]

La prohibición de los espacios de fumado, debido a la ratificación del Convenio Marco para el Control del Tabaco, pondrá a las empresas y establecimientos públicos ante nuevas reglas para el consumo de tabaco.
De acuerdo con empresarios consultados por LA REPUBLICA, el proceso para acostumbrarse puede ser paulatino y eventualmente dejaría algunos fumadores inconformes, pero este problema sería superado si se les crea conciencia sobre el daño que causan a otras personas.
La aprobación de este acuerdo mundial establece la prohibición de fumar en cualquier sitio considerado como “público”, con excepción de las calles. Estas normas entrarán a regir en tres meses, una vez que Bruno Stagno, canciller de la República, deposite este texto en la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Pese a la posibilidad de que este cambio conlleve un descenso en el número de clientes en distintos sectores comerciales, representantes de estas ramas adelantaron que apelarán a la buena voluntad de sus clientes para que apaguen el cigarro y que se respete el derecho a un ambiente sano para quienes carecen de ese hábito.
Sin embargo, hoteles, restaurantes y bares que hoy cuentan con zonas para fumadores podrían verse afectados debido a que el consumo de cigarrillos deberá realizarse fuera de los establecimientos. Eso expresó José Antonio Benavides, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de Hoteles.
Por otro lado, el representante hotelero consideró que la regulación beneficiará a una gran cantidad de huéspedes que se abstienen del cigarrillo y subrayó que ellos también “merecen respeto”.
“Puede que exista molestia en alguna parte de los clientes, pero no podemos estar en contra de la salud. Reforzaremos estas normas con mucha publicidad y comunicación en los hoteles. Será un proceso lento, pero otros países ya lo cumplieron con éxito”, aseguró Benavides.
El director ejecutivo de la Cámara Costarricense de Hoteleros solicitó que el Ministerio de Salud sea el encargado de crear una campaña informativa para que los clientes comprendan que se trata de directrices estatales y no de la voluntad de los negocios.
“Ojalá que el cumplimiento de la prohibición también se realice en todas las instituciones gubernamentales, porque a veces (el Ministerio de Salud) nos obliga a cumplir cosas que, cuando vamos a visitarlos, nos damos cuenta de que ellos son quienes irrespetan”, se quejó Benavides.
Este es un esfuerzo importante para ayudar al bienestar de los habitantes y a las finanzas del Estado, y agregó que cada persona debe cuidarse por sí misma y ayudar a la salud pública, reconoció el funcionario.
Actualmente existen ejemplos de compañías que han logrado adaptarse sin pasar mayores contratiempos. En Multiplaza, tanto en el Este como en el Oeste, sus visitantes respiran aire sin humo del cigarrillo desde mediados de enero, gracias a los rótulos que hay por doquier, los cuales señalan a las instalaciones como libres de su consumo.
Esta fue una directriz que provino de la administración de esta empresa para brindar a sus clientes un ambiente más sano. Y según parece, ha sido un éxito.
Los visitantes tomaron bien la nueva normativa y las personas fumadoras han respetado el espacio de quienes se abstienen del tabaco. Además, los funcionarios de esta empresa invitan a apagar el cigarrillo a las pocas personas que exhalan bocanadas de humo, principalmente por desconocimiento de esta medida, explicó Elisa Rojas, gerente de Mercadeo de Multiplaza.
“Nuestros visitantes y establecimientos entendieron que este es un tema para beneficiar nuestra propia salud. Por ejemplo, si algún empleado fuma, sale de las instalaciones y lo hace fuera”, narró Rojas.
Para la gerente de Mercadeo, la aprobación del Convenio Marco para el Control del Tabaco traerá solo repercusiones positivas pues cuando se trata de salvaguardar la vida de las personas “no creo que nadie se ponga en contra”.
“Creo que más que prohibir, se trata de concienciar a la gente para que defienda su vida y su salud. También existe mucho respeto de los fumadores, pues cuando se les solicita apagar su cigarro, ellos más bien se disculpan y lo hacen al momento”, argumentó Rojas.
Costa Rica se retrasó en la ratificación de este acuerdo. Según la OMS, nuestro país fue el cuarto de América en firmar el Convenio Marco para el Control del Tabaco en julio de 2003, pero hasta ayer se encontraba dentro del grupo de 12 naciones que aún no lo aprobaba en su congreso, aseguró Roberto del Aguila, médico consultor de epidemias y promoción de la salud de la OMS.
“El Convenio consta de cuatro principios: que los países desarrollen legislaciones para la disminución de la demanda del tabaco, que haya una reducción de la oferta de cigarros, que exista un apoyo técnico de la OMS hacia las naciones firmantes, y que haya acciones conjuntas para que el tema del tabaco sea eliminado a escala mundial”, resumió Del Aguila.
Brasil es uno de los países que ya suscribieron este convenio y lo potenciaron colocando fotografías de cánceres de pulmón y boca en la mitad de la cajetilla de cigarros.
Igualmente, Argentina se sumó a la causa y optó por aumentar el impuesto al tabaco, lo cual repercutió en un menor consumo de cigarros por parte de la población más joven.
“Cada país toma las decisiones que más crea convenientes, con el compromiso de cumplir los cuatro principios básicos del Convenio Marco para el Control del Tabaco. Este documento da pautas a desarrollar, pero se abre a diferentes métodos”, comentó Del Aguila.
Otra institución que se siente aliviada con esta nueva ley es el Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA), pues esta iniciativa apoyará la prevención ante el tabaquismo.
“Existe un conjunto interinstitucional de salud para apoyar la nueva legislación. En general creo que esto va a beneficiar principalmente a los jóvenes y niños, quienes consumen cigarrillos desde cuarto grado de la escuela”, aseveró la doctora Vera Barahona, coordinadora del área técnica del IAFA.
La Caja Costarricense de Seguro Social invirtió ¢38.920 millones a la atención de enfermedades producidas por el tabaco en 2007. Se calcula que en Costa Rica existen cerca de 750 mil fumadores y que cada año mueren unas 3.650 personas debido a causas relacionadas con el consumo de cigarrillos.

Ver comentarios