Enviar
El viernes se pedirá nueva rebaja
Combustibles bajarán, pero por poco tiempo

Danny Canales
[email protected]

Los bolsillos de los conductores sentirán la baja en los precios internacionales del crudo en pocas semanas.
Sin embargo la alegría les durará muy poco, debido a que paralelamente hay dos propuestas de aumento en estudio.
Las estimaciones apuntan a que la baja que se pediría este fin de semana sería de unos ¢18 para las gasolinas y de ¢71 para el diésel
Ese dato fue el que estimó la fórmula automática de precios —mediante la cual se fijan los costos de los derivados del crudo en el país— el lunes anterior.
Incluso no se descarta que al viernes la fórmula arroje una baja mayor, de mantenerse el precio del crudo con tendencia a reducirse —como sucedió ayer cuando retrocedió poco más de $3 en relación con la sesión anterior— y el colón estable o incluso a la baja también.
Las buenas nuevas en materia petrolera serían consecuencia de la caída en el precio internacional durante las últimas semanas. Desde el 11 de julio —cuando se registró el récord del precio al alcanzar los $147 por barril— a la fecha ha caído $44 por barril.
No obstante, dos factores internos influirían en que los costarricenses no disfruten la rebaja en el precio de los combustibles por mucho tiempo.
El primero es que la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) analiza un ajuste de ¢6 más para las gasolinas y ¢34 para el diésel, con el propósito de estabilizar las alicaídas finanzas de la Refinadora Costarricense de Petróleo.
La empresa estatal atribuye a las constantes alzas en los precios del crudo a nivel global, la causa de que deba recurrir a la Aresep por mejores tarifas. Incluso su presidente, José León Desanti, alertó que debieron recurrir a créditos, lo cual no hacían desde hace más de un año, para financiar la importación de combustibles.
Paralelamente la Aresep analiza otro incremento. Esta vez sería de ¢7 para todos los productos, el cual fue solicitado por los expendedores de combustibles para mejorar su margen de comercialización.
Es decir que, de ser aprobadas ambas alzas, el diésel aumentaría ¢41 por litro, en tanto que las gasolinas ¢13.
Ver comentarios