Enviar
Codigo Verde

Afectados de Cinchona habitan en comunidad sostenible
El proyecto Tambor, que acoge a 13 familias víctimas del terremoto, es la primera vecindad verde del país y tercera a nivel mundial
 
Hábitat para la Humanidad no solo desarrolla viviendas para los menos favorecidos, sino que también está realizando esfuerzos para que sean sostenibles.
Como muestra de ello, la organización inauguró el proyecto Tambor en Alajuela, que además de ofrecer casa a 13 familias afectadas por el terremoto de Cinchona, es la primera comunidad sostenible del país, la segunda en América Latina y la tercera a nivel mundial.
El proyecto cuenta además de los hogares, con un vivero de hidroponía, sistema de reciclaje y un centro de cómputo para uso de los vecinos.
Durante la construcción se procuró dejar libre el mayor espacio de zonas verdes y se racionalizaron los recursos como agua y electricidad.
“La idea es seguir haciendo proyectos bajo esta modalidad que no solo beneficien a las familias, sino también a la comunidad, que sean verdes desde el diseño”, explicó Rafael Vargas, director de Hábitat para la Humanidad Costa Rica.
Además se realizó un manejo adecuado de los desechos durante el proceso de construcción, algo que todavía se mantiene, pues cuenta con un programa para el adecuado tratamiento de aguas residuales que permite resguardar las afluentes de ríos cercanos.
En cuanto al vivero de hidroponía, se capacitó a los vecinos en esta técnica para que obtengan un ingreso extra con la venta de los productos.
Para continuar con este modelo en futuras comunidades, Hábitat busca alianzas con empresas privadas y voluntarios.
Si quiere contactar con la organización, puede consultar la página web www.habitatcostarica.org o al teléfono 2296-3430.

Cortesía de Hábitat para la Humanidad Costa Rica/La República
Sofía Ramírez
[email protected]

Hospital verde
La Clínica Bíblica busca convertirse en amigable con el ambiente

Ser un hospital verde va más allá de reciclar, apagar luces o ahorrar agua. Implica cambios eficaces que ayuden a mitigar los daños al ambiente, y esto es lo que pretende el Hospital Clínica Bíblica.
Entre sus iniciativas destaca el uso de calefacción solar, se han instalado 15 paneles solares y tanques de almacenamiento de calor.
El sistema funciona a través de una bomba que captura el calor de los paneles y almacena agua; cuando no hay sol o es de noche la bomba deja de funcionar para evitar que el calor sea irradiado hacia el ambiente.
También está utilizando un sistema de recuperación de aguas pluviales, a través de una tubería que captura el 100% de estas en un área de techo cercana a 2 mil m2.
Esta se almacena en un tanque metálico, luego es filtrada y bombeada hacia la cisterna del hospital, la cual ha sido reacondicionada para que reciba esta agua, pero que a su vez permita el ingreso de la del AyA cuando el nivel baja.
El agua que se capta durante los cinco meses más intensos de lluvia, se utiliza para el servicio de lavandería y se espera que en algunos meses también en los baños de diagnóstico y el lavado de aceras.
Además está programado un sistema de control inteligente del aire acondicionado, que permite el ahorro de energía.

Sofía Ramírez
[email protected]

De Bribri nace tratamiento para aguas contaminadas


La contaminación del agua es uno de los principales problemas en cuanto a temas de daño ambiental.
Una de las diversas alternativas hasta el momento para “limpiarla”, es utilizar potasa y cloro de forma industrial en los tanques sépticos; sin embargo, esta solución es temporal y no ayudan a la naturaleza, por el contrario, con el tiempo estos químicos empeoran el problema.
Es así como se creó en el país Bio-Aguas, un compuesto de microorganismos beneficiosos para el planeta que se encargan de deshacer material en descomposición.
Bio-Aguas es un tratamiento biológico para las aguas negras, jabonosas, grasas, desechos sólidos y suelos, obtenido en el bosque húmedo tropical de Bribri en Talamanca y envasado en Cartago.
Este se compone de bacterias, microorganismos y hongos, conocidos como lactobacilos, responsables de convertir la leche en queso o yogur, y que además cambian la pudrición, causante de los malos olores, en fermentación, sin que este proceso produzca hedor.
Generalmente, al mencionar bacterias o microbios, estos son asociados con suciedad, por esto la industria ha desarrollado productos de limpieza que matan todos estos organismos. Toda superficie está habitada por microbios. En el tanto en que las superficies estén habitadas por microbios “buenos”, no tienen cabida los causantes de enfermedad.
Bio-Aguas tiene además una serie de beneficios para la salud, por ejemplo, mejora la calidad del agua y evita la contaminación de mantos acuíferos, aumenta la eficiencia de la descomposición de materia orgánica, reduce la cantidad de microorganismos en los pisos, paredes, servicios sanitarios, tuberías o tanques sépticos.
Para obtener Bio-Aguas, puede contactarse con la empresa en el sitio web www.solucionesbiologicas.com o al teléfono 2551-1298.

Sofía Ramírez
[email protected]
Ver comentarios