Enviar

YouTube se prende a la nueva tevé

El sitio rediseñó su interfaz para facilitar la navegación por sus distintos canales. ¿Tendrá éxito?

Muy lejos quedaron los tiempos en que YouTube era básicamente una red social de vídeos, cuya principal filosofía se resumía en la posibilidad de que cualquier persona pueda subir su propia producción y compartirla con el resto del mundo. Un notable invento diseñado por tres empleados de PayPal Chad Hurley, Steve Chen y Jawed Karim, en febrero de 2005 con el principal objetivo de compartir imágenes de las fiestas que se hacían en San Francisco.
Desde entonces pasaron más de seis años y unas 48 horas de vídeo subidos por día a esta plataforma que cambió para siempre la forma en que consumimos material audiovisual. En estos años, el sitio fue comprado por el gigante de las búsquedas Google (por la friolera de $1.760 millones), y lentamente se fue convirtiendo en un jugador más, y de peso, en la competencia por la televisión del futuro.
El último gran movimiento en esa dirección lo dio YouTube, la semana pasada, cuando anunció el principal rediseño de su interfaz. Quienes lo hayan experimentado en estos días, habrán visto que ahora YouTube tiene un fondo gris y la home (la página principal) se divide en tres columnas claramente establecidas, en lugar de la disposición horizontal del contenido que la caracterizaba.
Con este nuevo diseño Google da por finalizada la prehistoria del sitio (aquella de la plataforma ideada para compartir vídeos), y pasa a su nueva etapa de empresa tradicional de televisión (o “broadcasting”), en la que el usuario puede elegir el canal en el que se quiere suscribir, para así ver fácilmente el contenido que le “emiten”.
La nueva plataforma, en este sentido, es un golazo de media cancha. Las tres columnas son muy fáciles de usar y de entender. A la izquierda se ubican los canales a los que uno se suscribe (solo con un clic de mouse), en el medio la línea de tiempo de los vídeos que ofrece cada uno de esos canales, y a la derecha recomendaciones de YouTube.
Resulta clave el botón “Añadir canales”, ubicado en la parte superior de la primera columna, así como la posibilidad de convertir en canales a las redes sociales en las que uno participa, desde Facebook hasta Google+ o Twitter. El contenido de esos canales es bien personalizado: allí estarán los últimos vídeos que publicaron contactos o amigos de esas redes.
En definitiva, de una interfaz confusa que solía recomendar vídeos que normalmente no le interesaban a nadie YouTube pasó a esta otra que se convierte en una consola de televisión inteligente en la Web. Solo YouTube lo puede hacer, gracias a que, a fuerza de masividad, se transformó casi en el monopolio de los sitios de vídeos online. Donde se encuentra de todo, y para todos los gustos.
El anuncio de la nueva interfaz se produce semanas después de que YouTube se comprometiera a invertir $100 millones en programación de tevé original. Contenido propio más una buena forma de mostrarlo es la alquimia que está armando Google para convertir en rentable esta gallina de los huevos de oro, que por ahora puso mucho más oro del que pudo levantar.

Por Ricardo Braginski
[email protected]




Ver comentarios