Logo La República

Martes, 13 de noviembre de 2018



NACIONALES


Código Oficina: Los odiosos de la oficina

Melissa González [email protected] | Martes 31 julio, 2012




Los odiosos de la oficina

No es sencillo llevarse bien con todos los compañeros de trabajo, especialmente con quienes tienen comportamientos un tanto molestos

Compartir ocho horas o más con los compañeros de trabajo no es tarea fácil en algunos casos, especialmente cuando hay colegas que tienen ciertas actitudes que se pueden considerar odiosas.
Esto especialmente tomando en cuenta que en la actualidad la modalidad de cubículos hace que la cercanía entre el personal sea más estrecha.
Ahora es más sencillo escuchar las conversaciones que el compañero de a la par tiene, especialmente si su tono de voz es muy fuerte y usted necesita estar concentrado.
También están aquellas personas que deciden prescindir de los audífonos para escuchar música, misma que podría no ser del gusto de los demás compañeros.
O están quienes son poco colaboradores y aquellos que tienen actitudes aún más odiosas, como robar ideas.
Para enfrentar estas y mil situaciones más que se pueden presentar en el lugar de trabajo es importante que usted mantenga una actitud de respeto siempre y que antes de colocar cualquier calificativo primero evalúe la situación.
“Sería interesante preguntarse, en primera instancia ¿odiosa para quién? Como bien sabemos todos tenemos nuestras habilidades, por lo que no se debe perder de vista este tema al describir a una persona, más específicamente en el ámbito laboral”, comentó Thais Araya, directora de Recursos Humanos de Ulacit.
Si es el jefe quien considera tener algún colaborador con una actitud negativa, es importante que investigue a fondo si se trata de algo más profundo, por ejemplo si el empleado está percibiendo algún tipo de inequidad en el trabajo, se siente amenazado, o no sabe cómo hacer su trabajo.
Por otra parte, el sitio especializado Ehow recomienda medidas simples a los compañeros que no soportan ciertas actitudes, por ejemplo mantenerse lejos de esa persona y evitar el contacto, si tanto le molesta.
“Si la persona molesta se pasa hablando ruidosamente, simplemente dígale que baje la voz para poder concentrarse”, aconseja.

Melissa González
[email protected]