Enviar
Reunión de la Iniciativa Global Clinton logró 245 compromisos concretos de cooperación
Clinton logra ayuda contra cambio climático

Empresas, entidades financieras y artistas colaboran con proyectos del ex mandatario de EE.UU.

Nueva York
EFE

Bill Clinton, ex presidente de Estados Unidos, logró una multimillonaria ayuda de empresas, entidades financieras, ONG y organismos estatales para impulsar programas sanitarios, educativos y de lucha contra la pobreza y el cambio climático, que mejorarán la vida de unas 100 millones de personas.
Esta fue la conclusión principal de los tres días de reuniones que la Iniciativa Global Clinton (IGC), el proyecto filantrópico inspirado por el 42 presidente de Estados Unidos, celebró en un hotel de Nueva York con participación de una veintena de gobernantes y lo más granado del mundo empresarial y de la farándula.
En total, según se manifestó al término de la tercera reunión anual de la IGC, se generaron 245 compromisos concretos que servirán, por ejemplo, para que 8,5 millones de niños puedan ir a la escuela o para reforestar 170 millones de hectáreas de terreno.
Así lo aseguró Clinton al final de esta asamblea, en la que se pudo ver compartiendo estrado a personas de cometidos y orígenes tan dispares como el presidente colombiano, Álvaro Uribe, y la actriz estadounidense Angelina Jolie, que debatieron sobre educación.
Otros presidentes latinoamericanos, como el argentino Néstor Kirchner y el dominicano Leonel Fernández, también ofrecieron sus puntos de vista y experiencias, junto al empresario mexicano Carlos Slim, en el esfuerzo de buscar nuevas fórmulas que permitan afrontar con imaginación los principales desafíos que afronta el planeta.
En representación latinoamericana, también estuvo la colombiana Shakira, quien comprometió, en nombre de la Fundación ALAS, una ayuda de $40 millones para proyectos de reconstrucción en zonas afectadas por desastres naturales en Perú y Nicaragua.
El dinero procederá de las contribuciones de una treintena de artistas y empresarios miembros de ALAS y se dedicará a inversiones en la reconstrucción de infraestructuras educativas, sanitarias y de agua potable dañadas o destruidas a causa del terremoto que sacudió Perú y del huracán “Dean” a su paso por Nicaragua.
ALAS también consiguió la adhesión del gobierno español, que a través de la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, anunció una contribución de $1 millón.
Fue uno de los muchos ejemplos de contribuciones logradas por Clinton, quien destacó que los miles de millones de dólares comprometidos, no se facilitó una cifra concreta, también servirán para tratar a 50 millones de personas afectadas por enfermedades tropicales y que no reciben una atención médica adecuada.
En cuanto a los proyectos para combatir el calentamiento global, la IGC logró compromisos que equivaldrían, según Clinton, ahorrarle a la atmósfera 567 toneladas de gases de efecto invernadero, una cifra equivalente a las emisiones anuales de Canadá.
En presencia de su esposa, la senadora Hillary Clinton (que hizo un alto en su frenética actividad política de cara a las elecciones presidenciales de 2008) y de su hija Chelsea, el ex presidente se mostró satisfecho y dijo que la reunión “resultó como esperaba”.
“Hemos desarrollado un evento que fuerza la puesta en marcha de acciones con un montón de ideas, y no solo respondiendo a los problemas, sino aportando ideas sobre cómo cambiar el terreno de juego en el futuro”, subrayó.
Con esta asamblea, que fue una especie de cumbre paralela a la 62 Asamblea General de Naciones Unidas, la Iniciativa Global Clinton se consolidó como un foro de referencia para quienes tienen mucho dinero y influencia, y quieren aportar soluciones alternativas.
Desde su puesta en marcha en 2005, la IGC ha logrado atraer más de $10 mil millones para distintos programas y los ha obtenido de los bolsillos más solventes, teniendo en cuenta que ser miembro de la IGC tiene un coste mínimo de $15 mil y exige un compromiso de continuidad dentro del proyecto.
Está previsto que en 2008 Clinton convoque otra reunión de estas características en Hong Kong, en el deseo de que los políticos y las empresas asiáticas también se involucren.
Ver comentarios