Enviar
Jueves 24 Diciembre, 2015

Cinco formas en las que el cambio climático afecta el sistema financiero

En el parecer colectivo el cambio climático afecta a los gobiernos, empresas e individuos y son estos los que deben actuar. No obstante, el sector financiero también puede sufrir impactos, lo que genera oportunidades para actuar y evitar pérdidas relacionadas con el cambio climático.
A continuación, les mostramos cinco razones que deben tener en cuenta los inversionistas con relación al cambio climático:
1. La disminución de la rentabilidad de inversiones por reducciones en la productividad de diferentes sectores, afectados por una mayor incidencia y frecuencia de eventos extremos como inundaciones y sequías. También ocurren pérdidas o daños de activos, aquejando a inversionistas y al sector de seguros que incurre en mayor pago por indemnizaciones.

2. Cambio en el valor, niveles de utilización y vida útil de activos intensivos en carbono, por compromisos y políticas que tienen metas establecidas sobre la reducción de emisiones. El logro del nuevo acuerdo global en #COP21, para llegar a la meta global de estabilización climática de 2°C representa que no se podrían quemar hasta un 80% de las reservas de gas, carbón y petróleo de empresas cotizadas en la bolsa. En el sector eléctrico, se estima que no se recuperaría el 40% de la inversión inicial en nueva capacidad generada por combustibles fósiles.
3. Cambios en patrones de consumo mediante tendencias que reconocen empresas o productos que producen de acuerdo con ciertos estándares. En Inglaterra se ha registrado un crecimiento en la demanda de productos y servicios que generan bajos niveles de emisiones, existiendo en la actualidad más de 28 mil productos certificados respecto a su huella de carbono.
4. Riesgos reputacionales por invertir en empresas o productos no alineados con objetivos climáticos. A la fecha se registra el compromiso de instituciones e individuos de desinvertir $2,6 billones en combustibles fósiles. Asimismo, datos recientes indican que el sector bancario percibe riesgos reputacionales relacionados con cambio climático como una fuente importante de riesgos y oportunidades.
5. Riesgos legales sobre posibles litigios por no haber gestionado bien el riesgo, no difundir información sobre cómo el cambio climático puede afectar el retorno de las inversiones o el efecto de dichos activos en las condiciones económicas, sociales y ambientales. Un antecedente en esta línea ocurrió en 1998 cuando la industria tabacalera en Estados Unidos firmó el Convenio de Acuerdo General donde se convino el desembolso de $207,5 miles de millones en compensación por los daños causados por sus productos. Hoy en día se están desarrollando una serie de precedentes en riesgos legales que afectan principalmente a industrias de combustibles fósiles.

Las cinco razones enumeradas ilustran vías en las que el cambio climático puede afectar el sistema financiero al resultar en activos abandonados. Estos activos pierden su valor de una forma acelerada o no anticipada, convirtiéndose en algunas instancias en pasivos. No obstante, el cambio climático no solo trae consigo riesgos, sino que también genera nuevas oportunidades de negocio así como nichos donde es posible generar lealtad debido a liderazgo para reducir el riesgo y tener la vanguardia en el abordaje del tema.

Ana R. Ríos

Consultora del BID