CHISPORROTEOS

Cada día me asusta más el pedigüeñismo que ha venido constituyendo la principal característica de Costa Rica durante el gobierno de doña Laura Chinchilla. La presidenta se ha dedicado a recorrer el mundo en busca de dinero. Lo más reciente ha sido un regalo de varios millones que hará China, no contenta con habernos regalado un mamotreto inadministrable pero bullicioso.
Lo grave es que cuando es el gobierno el que emprende una obra (sea con los fondos que le regalan o con los recursos públicos normales, a los pocos meses surge el escándalo escandaloso, de lo cual es el más reciente ejemplo la carretera, luego vía, más tarde trocha que bautizaron con el nombre prócer de Mora, que iba a desarrollar nuestra zona norte y que ya a medio construirla está convertida en un mero camino intransitable sin que se proceda contra los que se han enriquecido ilegalmente allí incluso vendiendo madera en Nicaragua.
Es intolerable que todas las semanas aparezca un escandalito. Los centenares de médicos que ocupan cargos administrativos en la Caja de Seguro Social es el de esta que termina. Cada vez aparecen más señales de que la administración pública de Costa Rica es un desastre, y ningún indicio de que las autoridades gubernamentales tomen medidas drásticas contra los responsables. Todavía no han llamado a cuentas al señor Doryan. Y en la Caja no debería quedar nadie y sin embargo allí están todos, excepto el señor Doryan a quien le entregaron por un rato el ICE, pues es apto para todo según parece. Y la Presidenta viajando.
Cuando los viejos recordamos lo que fueron los gobiernos que tuvo Costa Rica después de 1948: Junta Fundadora, Otilio Ulate, José Figueres, Mario Echandi, Francisco José Orlich, y José Joaquín Trejos, durante los cuales la palabra corrupción no figuró en el lenguaje cotidiano de los costarricenses, y como en las administraciones que siguieron (tal vez con la excepción de la de Rodrigo Carazo, que fue impopular por otras razones no éticas) la corrupción comenzó a observarse, tímida primero y más audaz conforme pasaban los años, no le queda otra cosa que hacer que rememorar el pasado. A sabiendas de que no fue un pasado perfecto, pero convencidos de que fue un pasado correcto.
Mientras eso ocurre, la oposición se atomiza y no logra ni tender lazos de unión, ni le aparece un líder capaz de unificarla (salvo un pre-candidato en cada curul legislativa), lo que hace más triste el panorama.
Uno a eso lo que dije en columna reciente. La aparente indiferencia de la juventud, donde parece crecer la intención de no votar. Es decir, de entregarse. Nunca hubo un panorama más oscuro en Costa Rica, salvo en 1947, cuando la corrupción comenzó a asesinar gente.

Alberto F. Cañas




Notas Anteriores

Miércoles 15 Agosto, 2012

CHISPORROTEOS

Un amigo y colega, profesor en la Universidad de Costa ...
Sábado 11 Agosto, 2012

CHISPORROTEOS

La señora Presidenta anuncia un nuevo viaje al exterior, y nuevamente ...
Miércoles 08 Agosto, 2012

CHISPORROTEOS

Yo no sé qué estará esperando el gobierno para pedir la derogatoria de esa ...
Sábado 04 Agosto, 2012

CHISPORROTEOS

La encuesta de estos días es la más atroz que haya sufrido un gobierno de Costa ...